Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.

Edvard Munch’s house. Åsgårstrand

1 comentario

Mi Fotosfera.

Banco situado en la parte trasera de su taller, en la casa de veraneo de Edvard Munch

Photo by Joséluis V. Doménech

Anuncios

Un pensamiento en “Edvard Munch’s house. Åsgårstrand

  1. Una casa dibujada hacia el exterior en rojo… perdida en zona verde, con mar cerca… pero que por longitud/latitud, pueda cubrirse de blanco invierno… Una casa pintada de rojo hacia el exterior, como una “X” en los mapas de piratas infantiles… como el tesoro que encontrar… Mezclar tesoros perdidos, con que algo sea el tesoro (la casa, el lugar), y algo distinto sea lo perdido (una)… Esta era la imagen y siroco de aquello que son sueños, … unos construyen castillos en el aire… a mí me vale con largarme y aislarme en una casa roja en medio de la nada al norte de todo.
    Abrazo, Joséluis

    Me gusta

Deja constancia de tu paso, porque así sabré que has venido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s