Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.

Sobre los Cristales Rotos

Deja un comentario

Poemario Disidente.

Quisiste condensar en una caricia el rumor que te interrogaba…
Desde aquél día en que un pájaro cayó a tus pies
Y sentiste ese miedo, a volar sobre la arena

Acariciaste con tu rostro mi mano y el óxido se desprendió
De las llagas de una piel que apenas te vestía

La intemperie

Era una gélida estancia, que se cubrió de besos inesperados
Y era yo, el traficante de tus rincones olvidados

Revisaste todavía la soledad que te brindaba protección
No supe sino impregnar de semen algunos surcos
Llenos de heridas

Acariciaste con tus pechos mis manos y el viento no cesó
Hasta escuchar un liviano suspiro que te escondía

La penumbra 

Nos envolvió, cuando alcancé a comprender
Esos contra-tiempos que hipnotizan los recuerdos

Acariciaste con tu melancolía mi mirada
(se precipitaron todos los placeres siniestrados)

Sobre los cristales rotos, abrazado a ti
Un nuevo reflejo. Un remoto sueño.

Photo by Joséluis V. Doménech

Photo by Joséluis V. Doménech

Anuncios

Deja constancia de tu paso, porque así sabré que has venido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s