Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.

Claroscuros

1 comentario

Introducción:

Quiso una mujer explicarme la extraña situación por la que se atraviesa cuando se toma la decisión de divorciarse. Pero más aún que la separación en sí, lo que más le atormentaba era ese cambio drástico que percibía entre aquél hombre con el que se casó, y éste que ahora dejaba. Para resumir esa sensación, recurrió a un popular dicho…, “Uno sabe con quien se casa pero nunca sabe de quien se divorcia”. Me dejó pensando un tiempo, y no me quedó más remedio que darle la vuelta…

MiCita con las Palabras

Uno no sabe con quien se casa, y sabe perfectamente de quien se separa!

Photo by Joséluis V. Doménech

Anuncios

Un pensamiento en “Claroscuros

  1. Hola, te leo

    Añadiría una vuelta más en la experiencia que a mi respecta, “uno sabe con quien se casa y sabe perfectamente de quién se separa”, nada es eterno, los cambios que se van realizando y las circunstancias que suceden en la vida de una pareja afectan a ambos por igual. Luego, la forma que adopten ante ello simplemente puede ser diferente, cada uno es responsable de sus actos.

    saludos

    Me gusta

Deja constancia de tu paso, porque así sabré que has venido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s