Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.

Verdens Ende

Deja un comentario

El Fin del Mundo (llamado así por ser una de las esquinas del territorio noruego, desde donde se avista la inmensidad del mar)

Hay lugares en los sitios más inhóspitos que te detienen porque el silencio se apropia de ti. En otras ocasiones, es la belleza la que te proporciona esa posibilidad. Pero también, nos queda siempre el misterio. Cuando se combinan las tres cosas, las consecuencias forman parte de la felicidad. Retazos nórdicos. (Gracias Amaia, por haberme llevado al fin de mundo) 

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Anuncios

Deja constancia de tu paso, porque así sabré que has venido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s