Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.

Hay otros territorios

Deja un comentario

ContraCorriente (buscando nuevas miradas).

Hay trabajos que merecen su lugar en el mundo. Dentro de la realización de vídeos musicales, el que presentamos hoy me detiene por varias razones, pero una de ellas sin lugar a dudas es porque me atrapa. Y no quiero más. Su atmósfera me recuerda a muchos grandes, pero no deseo nombrar a nadie, solo a él, Pedro Martín-Calero, de Valladolid. Un gran trabajo, que espero os guste.

 

Anuncios

Deja constancia de tu paso, porque así sabré que has venido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s