Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.

Barrios

Deja un comentario

Por cada cromo que nos quedaba para completar el álbum hubiéramos dado hasta el alma, en aquella infancia donde no había posibilidad de comprar más que un paquete cada semana, esperando que otros niños se decidieran a repartir los suyos… ya desgastados y con una esquina rota. 

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Anuncios

Deja constancia de tu paso, porque así sabré que has venido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s