Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.

La belleza de la imprecisión

Deja un comentario

Breves:

Trasladar nuestro pensamiento a la realidad que queremos abordar es el verdadero reto en el método de estudio de unas ciencias sociales que, en exceso, se contemplan a sí mismas orgullosas de procrear teorías con contenidos muy marcados, pero con escasa habilidad para dejar las puertas abiertas a la imprecisión.

Si bien pudiera parecer un modelo anárquico esta forma de situarnos ante cualquier investigación, lo que vaticina ante todo es un rastreo profundo desde el interrogante más inesperado.

Sí, la lógica de la orientación viene marcada por el norte. Pero en este caso el norte es la incógnita, la capacidad de cuestionar e interpelar hasta que surja una talla allí donde solo parecía haber una astilla.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

 

 

Anuncios

Deja constancia de tu paso, porque así sabré que has venido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s