Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.

EL Estado y sus cosas

1 comentario

Breves: 

La mayoría de gobiernos, cuando no todos, se establecen aunque nos duela, para defenderse de los ciudadanos. Sus primeras acciones no consisten en estudiar todas las posibilidades que tienen para librarnos  de todo mal y amén, sino que directamente se estructuran y administran para que lo que haya de funcionar perfectamente sea ese modo de engarzar mejor con aquello que llamamos Estado.

Una vez perpetrada esta fechoría, un laberinto sin fin al que pusieron de nombre Burocracia articula todos y cada uno de los movimientos que se han de dar para que nada interfiera en su marcha. No importa que “papá” sea conservador, progresista, republicano o nacionalista, porque lo que preocupa es la supervivencia de la gran familia, y ésta no permite que nadie que no quiera casar con ella pueda apropiarse de herramienta alguna.

Así es como llegamos invariablemente al mismo punto sin retorno, y boquiabiertos observamos cómo las policías, las cárceles, los bancos, los poderes, las leyes y los documentos que llaman constitucionales no nos sirven para avanzar ni para tomar impulso. Al mismo punto de partida, siempre a las puertas de la libertad y en busca de la justicia.

Entre el Estado y nosotros por no haber no hay ni distancia, porque no hay puente ni camino que nos una. 

(apenas hay luz al final del Estado)

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

 

Anuncios

Un pensamiento en “EL Estado y sus cosas

  1. El solo hecho de ver como funciona este sistema es una esperanza. El mirar esta realidad es ya un paso que hacemos para separarnos de esta cadena. Es un pequeño paso, dirás, o quizás un paso que no se ve, pero se siente. Es como la luz del sol, o simplemente la luz. No sabemos, no somos conscientes de la fuerza de la luz del sol sobre nuestra salud y es importante dejar que esta luz nos llene para recibir de ella lo que nos permitirá seguir adelante, en la mejor salud posible. Y es importante mirar esta luz sin gafas. La realidad tiene que mirarse cara a cara, afrontarla, entenderla y esto es lo que nos permite estar y seguir sanos mentalmente. Cada individuo consciente de como funciona el sistema lo esta destruyendo, a su manera, lo está aclarando, lo esta diluyendo. Kafka sabía mucho de este tema. 🙂 La libertad es este sentimiento de fuerza que da el poder nombrar las cosas como son. Gracias por tu texto.

    Me gusta

Deja constancia de tu paso, porque así sabré que has venido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s