Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.

Catalunya

Deja un comentario

Breves:

(Desconcierto Económico)

Vivimos una época gobernada por la ética más miserable y corrupta. No solo no hay consideración alguna hacia la justicia o la paz, sino que bien al contrario, éstas parecen ser situaciones hasta inapropiadas. Sin que importe qué problemática social o política debamos tratar, quienes tripulan la nave del capitalismo son capaces de someterse al más ruin de los dictámenes de sus mercados, obviando constantemente argumentos de cualquier otro tipo, incluso aquellos que transitan por las urnas de sus constituciones.

Cada mañana un tropel de noticias van dirigidas a hundir cualquier embarcación que entorpezca sus maniobras y así no escatiman en hacer propias las más repulsivas afirmaciones, con tal de seguir adelante con los acuerdos pactados con las cavernas de las finanzas.

Quienes mejor hacen cuadrar esas cuentas,  lógicamente, son los dirigentes de los grandes empresarios, y ni cortos ni perezosos pregonan a los cuatro vientos su inquebrantable amor por España, y claro está, su intención de dinamitar Catalunya. Pero en sus discursos no  hay tesis o argumentos dignos de tener en consideración, al unísono, y como títeres de orondos banqueros de perfil psicópata, no se cansan en decir una y otra vez que la locura que están librando los independentistas solo puede traer como resultado que miles de empresas y el gran capital se vean obligados a marcharse, porque nadie en su sano juicio podría invertir teniendo como gobierno a unos dirigentes tan irresponsables.

Parecen olvidar que estos dirigentes son tan democráticos como los mismos que gobiernan en sus filas, pero sus ansias de dinero empobrecen no solo sus neuronas, sino hasta sus miradas . De sus afirmaciones y continuas apariciones podemos deducir que, como poco, Catalunya estará representada por unos dictadores que además torturan, violan la carta de derechos humanos, amortajan la libertad de pensamiento, ejecutan cada semana en plaza pública a cualquier ciudadano, esclavizan a la mitad de la población y mantienen, por si fuera poco, un régimen religioso de obligada imposición. No como en Arabia Saudí, un país lleno de oportunidades y donde invertir sin límites ofrecerá siempre una estupenda estabilidad, la del sufrido e incomprendido delincuente.

Google Images

Google Images

 

 

Anuncios

Deja constancia de tu paso, porque así sabré que has venido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s