Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

James Rhodes

ContraCorriente:

‘Instrumental. Memorias de música, medicina y locura’

Hay personas que te hacen pensar, hasta dudar de tus propias incertidumbres. Y son capaces de poner sobre la mesa el signo de la tragedia hecha hombre y dolor. Y con una valentía inaudita removerse sobre los fangos de este mundo para mostrar el testimonio de su propia vida y los efectos de tanta corrosión. Como decía…, hay personas.

James Rhodes no nació en la idílica isla griega, sino en Londres, y desde los seis años sufrió abusos sexuales por parte de su profesor de gimnasia. Le siguieron hospitales psiquiátricos, adicción a las drogas, al sexo y al alcohol, varios intentos de suicidio y la pérdida de la custodia de su hijo.

Lo ha contado todo en su libro autobiográfico ‘Instrumental. Memorias de música, medicina y locura’. Imagino que la necesidad imperiosa de expresarlo todo y terminar de mostrar cada herida hasta desangrarse por completo le ha llevado a ello. Aunque en el camino se ha topado con un inesperado pleito interpuesto por su ex-mujer, que le demandó porque las confesiones que muestra podían hacer un daño irreparable al hijo que ambos tienen. 

Gracias al apoyo de algunos amigos, y al terrible endeudamiento que todo el proceso le ha acarreado, ha conseguido salir airoso de la contienda.  Finalmente, el Tribunal Supremo ha autorizado la publicación de su “vía crucis”. La sentencia decía así: “Una persona que ha sufrido del modo en que el apelante ha sufrido y que ha luchado para hacer frente a las consecuencias de su sufrimiento de la forma en que él ha luchado tiene derecho a hablarle al mundo sobre todo ello”.

El detonante de su decisión, o lo que bien podría ser la razón de su salvación, ha sido la música. El descubrimiento de Bach, Beethoven, Chopin, Schubert, Brahms, Ravel, Mozart, Rachmáninov, Prokófiev, Liszt, o Scriabin, ha sido su verdadera terapia, sin la cual confiesa no habría sobrevivido. Ya desde los siete años la música clásica fue su refugio. Frente al dolor, Bach era su bálsamo.

Hoy es concertista de piano. Eso sí, un extraño concertista con ánimos de gritarte al oído cómo debes de asomarte a la música. Es explícito desde las primeras páginas de su libro: “No dejes que unos pocos imbéciles vetustos y endogámicos impongan cómo debe presentarse esta música inmortal, increíblemente maravillosa”.

Se trata de hacer frente a la locura. Y para ello no necesita vestirse de frac frente al piano. Ni hacerse el lánguido en cada sesión, ni humillarse ante el irrespetable público que en su mayoría solo entiende de soflamas burguesas. Le vale con una camiseta, unos vaqueros y el horrible dolor que lleva dentro.

Salir airoso de la autodestrucción es también un poema de amor. Y yo abrazo todos y cada uno de sus versos, aunque no rimen. Y celebro su disco en directo “Jimmy”, que ha pasado a ser la primera grabación de música clásica en la que aparece esa inquietante pegatina que tanta gracia tiene… ‘Advertencia para padres: contenido explícito’.

  • Nº de páginas: 280 págs
  • Editorial: BLACKIE BOOKS
  • ISBN: 9788416290437
Google Images

Google Images

 

 

 


Deja un comentario

Opus Dei

Breves:

(abusos de poder)

En enero de 2103 se hizo público un caso de abusos sexuales a un niño, supuestamente cometidos por el tutor del alumno (laico) en el  colegio Gaztelueta del Opus Dei, de Leioa, Bizkaia. Fue el padre quien explicó a varios medios de comunicación lo ocurrido, denunciando que su hijo se encontraba en tratamiento psicológico y con graves problemas para poder seguir haciendo una vida completa. También dejó constancia de la falta de respuesta por parte del centro, pero ahora nos encontramos, en menos de una semana, con que gracias a la mediación del papa Francisco se abre una investigación para esclarecer la verdad, y otra vez gracias a un nuevo comunicado papal sabemos que se cierra el caso y él mismo pide restablecer la fama del acusado.

Me pregunto por qué no despertó el mismo interés desde el primer momento en que la familia se personó ante ellos, y también por qué el Fiscal Superior del País Vasco tampoco pudo ver indicios de delito, concluyendo que lo mejor que podía hacer era archivar el caso. Todo apunta a una falta de colaboración que se volverá en contra de todos los responsables, y digo todos porque resulta paradójico que no se obre con mayor contundencia y rapidez en casos de este tipo. Me temo que si el protagonista de los abusos hubiera sido alguien ajeno a institución poderosa alguna, hace tiempo que se hubiera resuelto el tema.

La familia decidió esperar y no denunciar los hechos hasta que el estado anímico del joven le permitiera afrontar el proceso. Y ahora que ya tiene 18 años, ha presentado una querella por abusos sexuales. Todo apunta a que saldrá adelante, y así lo muestran las palabras de la presidenta de la Asociación Contra el Acoso Escolar (ACAE), Encarna García, quien ha asegurado hace unos días haber recibido “amenazas y presiones por parte de miembros del Opus Dei”, por haber respaldado a la familia del perjudicado.

Pero hete aquí que la última noticia informándonos del carpetazo recibido nos descoloca. Y aún hay más, la supuesta investigación interna y todo el “compromiso” que prometieron iban a ofrecer desde el propio colegio se ha realizado sin que en ningún caso (como ha declarado la abogada de la defensa) hayan llamado a declarar al joven. Cuando menos, sorprendente.

(Personalmente me cuesta creer que dicho ex-alumno y su familia sean capaces de inventar cualquier tipo de abuso y seguir con una querella para denunciar unos comportamientos que se suceden con extrema facilidad).

Google Images (Gaztelueta - Opus Dei)

Google Images (Gaztelueta – Opus Dei)