Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Asedia el congreso

MiCita con las Palabras.

Admitir que la política financiera siga tutelando nuestras vidas es como pretender eliminar la corrupción contratando a los sicarios de la mafia. (Asedia el congreso, y ocupa tu silla).

ISLAND OF ARRAN

Photo by Joséluis V. Doménech