Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


1 comentario

Recuerdos

Breves:

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Quedé hace poco con un amigo de la post-adolescencia, en el bar que regento cuando no tengo nada para escribir. No nos habíamos visto en los últimos veinticinco años. Lo reconocí en cuanto le vi acercarse, con esa barriga llena de matrimonios y de niños. Él no se percató, y me dijo que le avisara por favor cuando viera entrar por la puerta a un despistado en busca de pasado. Me hizo una señal hacia la mesa del fondo, y que le llevara una cerveza y un bourbon. Le dejé la cerveza… y puse la canción que me regaló un día de mi cumpleaños. 

No se movió hasta que terminó de escucharla, y cuando se giró pude ver sus lágrimas, y los dos regresamos atrás como solo lo pueden hacer quienes han vivido un trozo de vida.

 

Anuncios