Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Andréi Konchalovski

ContraCorriente (buscando nuevas miradas).

Андре́й Серге́евич Михалко́в-Кончало́вский

Las buenas noticias son generalmente aquellas que provienen del otro lado. No importa dónde esté este. Importa que esté lejos de la vanalidad, del consumo masivo, de la falta de criterio, o del conformismo. El director de cine ruso Andréi Konchalovski ha decidido retirar su candidatura al Óscar a la mejor película de habla no inglesa. La Academia Rusa había elegido su último trabajo “Belye nochi pochtalona Alekseya Tryapitsyna”, León de Plata en el Festival de Venecia, entre los dos últimos finalistas. Pero no ha habido disputa alguna, porque el hermano de Nikita Mijalkov (qué a gusto me tomaría un café en familia) ha renunciado a participar del circo de Hollywood.

 

Google Images

Google Images

 

Dos son las razones más importantes que le han llevado a tomar esa decisión. Por un lado critica la hollywoodización y la perniciosa influencia del cine comercial estadounidense, resultando absurdo competir por un premio en esas circunstancias. Y, por otro, arremete contra la dominación cultural del cine en inglés, siendo una absoluta segregación la existencia de un premio a mejor película  en lengua extranjera, cuando el territorio inglés se limita a los Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda. Admite que le resulta irrisoria esta categoría, dado que la cultura cinematográfica se extiende desde Asia a América Latina o desde Rusia a Extremo Oriente, e ironiza sobre la posibilidad futura de conceder un premio a la mejor película de habla inglesa.