Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Hábitos del amor

Breves:

Muchísimas de las experiencias acumuladas son solo eso, un montón de hábitos repetidamente almacenados. Piensa sino en la cantidad de costumbres que congregamos una y otra vez y que, lógicamente, terminan por dar un resultado similar. El amor es uno de los paradigmas que mejor representa ese ir y venir en la misma dirección, con idéntico patrón de muestra y con parecida reválida que solventar. Es ese molde donde se añade un nuevo componente pensando que así habrá un nuevo despertar.

Pero en realidad es el encofrado el espacio que definitivamente hay que descomponer, es tu propia presencia la que ha de transmutarse, la que ha de mudarse para hacer posible el asombro y que continúe la exploración.

 

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

 


Deja un comentario

Amoríos

MiCita con las palabras:

Hasta el amor es revolución, excepto cuando retienes el influjo servil de la infancia, el trato protector de la familia, el paradigma de la cultura, o la jaula de tu propia experiencia. Si, hasta el amor es química, cuando corrompes toda norma y te diriges sin óxidos y sin amarras.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech - Oñati

Photo by Joséluis Vázquez Doménech – Oñati