Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


1 comentario

Facebook

Facebook

(La búsqueda del otro, más que nunca, se ve como necesario en la lucha por el reconocimiento). Regístrate.

Me inquietan las transacciones lucrativas de acumulación que discurren por los nuevos muros sociales, recompensando pérdidas sobre el asfalto, y autogestionando sonrisas retiradas de la vida cotidiana.

Ejércitos de voluntarios reclaman su protagonismo, solventando con esta o aquella foto, o con cualquier elipsis camuflada, un minuto de presencia en un mundo huidizo. El referente de cada miembro disciplinado se contabiliza con gestos que no requieren esfuerzo alguno. Me gusta. Sigue leyendo