Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


1 comentario

Manos a la obra

Reflexionando 

Si mostramos un excesivo interés en cómo los demás pueden interpretar nuestras vidas, es posible que poco a poco avancemos con el desconcierto de no saber muy bien qué estamos haciendo con la propia.

Si, por el contrario, somos capaces de ser conscientes de nuestro propio ser y alentarnos con todos sus significantes, es probable que vayamos abriendo alguna brecha que merezca la pena. 

Porque tal y como decía Montaigne: “Solo podemos andar con nuestras propias piernas, y sentarnos con nuestro propio culo”.

Photo by joséluis vázquez domènech

Anuncios


Deja un comentario

Desfiladero

Mi Photosfera

Por debajo del umbral de la conciencia hay un desfiladero que debemos atravesar para reformular el camino al encuentro de nuestra verdadera identidad. 

Photo by joséluis vázquez domènech

Photo by joséluis vázquez domènech – Flysch Basque Country


2 comentarios

Roland Barthes

Fragmentos de un discurso amoroso

“‘El discurso amoroso es hoy de una extrema soledad. Es un discurso tal vez hablado por miles de personas (¿quién lo sabe?) pero al que nadie sostiene; está completamente abandonado por los lenguajes circundantes: o ignorado, o despreciado o escarnecido por ellos. Asfixiado detrás del erotismo, la sexualidad, la pornografía, la publicidad, el cuidado del cuerpo y el consumo mediático”.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

Sin límites

Mi Photosfera:

Me tumbo y no sé dónde están las piedras, dónde mi cuerpo y dónde se esconden el cielo y el mar. Por un momento las líneas me pierden, y la sensación de eliminar los límites me alivia, ayudándome a olvidar y soñar.

photo by Joséluis Vázquez Doménech

photo by Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

Flysch

Mi Fotosfera.

Tras un descenso algo “accidentado” por los acantilados que separan Deba de Zumaia, pudimos atrapar la imagen que buscábamos. Millones de años de historia geológica, en un abrazo de estratos rocosos entre las faldas del monte y la superficie marina. El Flysch, un tesoro que abarca 4.300 hectáreas terrestres y marítimas. Un pequeño paraíso en la costa gipuzkoana.

Photo by Joséluis V. Doménech

Photo by Joséluis V. Doménech