Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Dejar de

MiCita con las palabras:

No parece que pensar todo de nuevo ayude mucho a sobrevivir. En todo caso, a darle más vueltas a la cabeza. Quizás baste con dejar de hacerlo, y permitir que cada jornada sea un triunfo de lo inesperado (esa caricia imprevista)

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech