Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

La noche azul

MiCita con las palabras:

Dicen quienes están instalados en el poder (y muchos neopacifistas) que lo que no se puede hacer es pedir justicia haciendo uso de la violencia. Bien, muy bien. Hasta aquí hemos llegado… Habrá una noche, en que todo se teñirá de azul!

Photo by Joséluis Vázquez Doménech ———————- Sandefjord 2014