Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


1 comentario

Tropezar

MiCita con las palabras

Tropezar unas cuantas veces no tiene por qué ser malo, pero insistir una y otra vez con la misma urna debería llevarnos como mínimo, a ser capaces de reflexionar.

(las semillas que hacen brotar la democracia no están en nuestro sistema; las compró Monsanto, y de habitar en algún lado, lo hace sin lugar a dudas…, en el más allá)

Photo by joséluis vázquez domènech