Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

In-congruencias

CUP y Podemos y Otros

La CUP sigue en sus trece y le llueven piedras hasta de sus propias filas. Podemos empezó explicando A para terminar buscando Z y a punto está de inventar un nuevo abecedario mientras miles de personas esperan con ilusión navideña el acercamiento al PSOE. “Frente de Izquierdas” le llaman. 

En eso consisten las Democracias, en crear mayorías capaces de ser persuadidas con cualquier chupa-chups y deslegitimar a quienes son capaces de seguir creyendo en sus ideales. “Radicales” les denominan.

Necsitamos más CUP y menos políticas a la antigua usanza. Aún intuyendo que en unas nuevas elecciones puedan sancionarles por la decisión tomada,  perder votos y también poder de decisión, un pequeño grupo de gente sigue incurriendo en el precioso ejercicio de seguir luchando contra la injusticia social.

Y yo siempre preferiré estar en manos, pies y bocas de 3.500 anticapitalistas que amordazado al falso y demagógico imperio de un sistema que huele cada vez… peor.

Las cosas así, prefiero no analizar los movimientos de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez e irme con la música a otra parte (mañana tendréis novedades al respecto).

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech