Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Cambia!

MiCita con las palabras:

Intro

Estamos rodeados de “terapias transformadoras” que aplauden nuestra fuerza de voluntad para así ser capaces de renovar y afrontar nuevos procesos vitales (retos) con energías desbordantes…

Demasiados rodeos. Apenas es perceptible el cambio en la trayectoria de nuestras vidas  si no llegamos al único enclave donde en realidad se puede producir; reconocernos a nosotros mismos. Ese es el único patrón que de repente, nos hará sentir otro, el que debemos ser.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech