Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Represión

MiCita con las palabras:

La conspiración que hemos sufrido durante siglos para intervenir e incluso fiscalizar nuestro placer ha estado tan presente, que ahora ya somos capaces de construir nuestra propia cárcel…

(y vivir permanentemente bajo la niebla)

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech