Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Breves

jorge fernández

Estamos muy consternados señor ministro. Su impecable lucha por la seguridad de rato nos conmueve. Es del todo comprensible esa inquietud por quienes lo están pasando mal con esta grave situación económica. Y dada esa compasión mostrada, le animamos a seguir trabajando con esa praxis tan oportuna y adscrita a esos secretos de estado, que tras una ardua labor posibilitan el auge de la justicia. Así, no podemos sino mostrarle nuestro más sincero agradecimiento y le instamos a seguir con denuedo tan impecable trabajo.

(A partir de este momento, el diccionario de nuestra pobre academia sostiene que Amenaza, no hay más que una, y es la que usted promueve con tanta prepotencia. Resulta complicado poder encontrar juegos y estrategias políticas tan despreciables y fuera de tono, sin que nada les importe, sin que le tiemble el pulso.)

Google Images

Google Images