Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Por Fin, Viernes (41)

Debate en Televisión: Ataque en el Instituo de Barcelona – Caso Rato – Tragedia de la Inmigración

Prosiguen las reflexiones en el programa de ETB2, Por fin, viernes. Se cierra esta etapa, y termina la sesión con mi intervención en relación a la tragedia de la inmigración.

“Pedir responsabilidad penal a un niño de 13 años me parece que dice mucho de nuestra incapacidad para alejar la violencia de los menores. Y pedir responsabilidad penal a un niño que ha tenido un brote psicótico también dice bastante de como intentamos gestionar esto. Creo que lo primero que hay que solucionar es nuestra incompetencia para hacer un sistema educativo coherente, un sistema educativo que dé las herramientas suficientes para que en el colegio todas las personas puedan vislumbrar perfectamente lo que está sucediendo, y no pedir siempre actos punitivos. Porque en un niño, lo primero que debemos hacer con él es encauzarle en un sistema educativo, y no en un sistema punitivo o carcelario…

A través del sistema educativo se puede hacer eso, sin penalizar al niño. Se habla muy fácilmente de esa posibilidad de meter a los niños a la cárcel o a un centro penitenciario. Me gustaría que todas las personas que hablan tan fácilmente pudieran visitar un dia un centro de éstos y ver qué sucede a las doce de la noche cuando se apagan las luces y el niño se queda en compañía de su soledad”

“La tragedia de los inmigrantes es una de las historias más deleznables de la moderna historia europea. Gustave ha hablado muy bien marcando la hipocresía de los dirigentes europeos, y Ernesto también ha apuntado muy bien hacia donde yo quería llegar. Hay que señalar firmemente cual es la realidad. Cuando se invadió Libia, tanto el Partido Socialista como el Partido Popular apoyaron en el Congreso español esa invasión. Y hay que decir que la hipocresía más grande reside en que todos los países de Europa, todos los países pertenecientes a la OTAN han invadido Libia, bombardeado Siria, bombardean Iraq, tienen  amigos dictadores en África, y llevan las guerras a los mismos sitios donde miles de personas se ven obligadas a emigrar. Los mismos gobernantes que están bombardeando, que están causando la posibilidad de emigración son los que ahora nos quieren decir que quieren ayudarles, y encima quieren ayudarles llevándole barcos al origen, al puerto de salida, a bombardearlos y destrozarlos. Es uno de los actos más hipócritas de la política europea de los últimos tiempos”.

PLATO POR FIN VIERNES

http://www.eitb.tv/es/video/por-fin-viernes/4104723448001/4195376619001/el-ataque-en-el-instituto-de-barcelona–el-caso-rato-y-el-naufragio-del-barco-con-mas-de-700-inmigrantes/

(A partir del minuto 34, 1’51’45 y 2’30’00,  cerrando el programa)


Deja un comentario

La Política

Show

La razón primordial por la que nuestro sistema de partidos produce urticaria es bien sencilla: aproximarse a la política desde cualquier esquina trae consigo una reacción alérgica de dificil tratamiento. Prurito, inflamaciones de todo tipo y, sobre todo (con perdón) una mala hostia que perdura en el tiempo sin que el médico de cabecera acierte con la receta.

La puesta en escena resulta a estas alturas intolerable. Pero así es nuestro pequeño mundo, una performance continuada donde la protagonista es la política y la espectadora la sufrida ciudadanía, que atónita, contempla los más indescriptibles acontecimientos.

Picture, Elly Strik. Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Picture, Elly Strik. Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Ayer mismo en el telediario de la noche el caso Rato volvía a los primeros puestos del ranking, y se volvía tertulia de taberna, en la que pudimos escuchar cómo el señor don Cristobal decía estar enfadado por el comportamiento de su amigo don Rodrigo. Y nada más terminar el sketch nos regalaron la rastrera información de los benefecios obtenidos por Bankia, con subtítulos impresos para que no lo olvidáramos. Como colofón, el regalo con celofán incluido; el Estado se llevará 120 millones de euros.

Paralelamente, los socialistas, enojados y enfundados con su descocertante ardor guerrero, respaldaban sin paliativos al acaudalado y nuevo ciudadano colombiano don Felipe, por asumir la encomiable tarea de velar por la libertad y la democracia en Venezuela.

Y así todos los días, porque así son las democracias modernas. Insultantes.