Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Pornobrujas

ContraCorriente (buscando nuevas miradas).

“La herida de una lucha que se debe superar”. Aunque quizás lo que deberíamos es dejar de superar, y no permitir tanta hostilidad hacia las mujeres. “Vamos a por esos hijos de puta ya joder…”