Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Jordi Évole

Has caído muy bajo

Con tu sonrisa ingenua e infantil contestas a todas las preguntas que te hacen en diferentes programas para promocionar esas entrevistas tan disparatadas y parciales que realizas. Es tan infame tu trabajo que un día, alguna persona cercana te lo recordará. Te posicionan en el altar del periodismo y no eres más que un títere al que no le importa llenar sus bolsillos con el dolor que distribuye e incentiva tu trabajo.

Google Images

Tienes todo a tu favor. Todos los medios, un equipo de trabajo amplio, la posibilidad de poder utilizar todas las herramientas que quieras y, por tanto, en tus manos, toda la información que quieras. Pero tienes dos cosas en tu contra; tus jefes, y tu poca vergüenza.

En la entrevista con Maduro, has sido incapaz de hacer una sola pregunta o comentario alguno sobre la injerencia de EEUU sobre el pueblo venezolano, y sobre la presión económica ejercida hasta ahogar su desarrollo. Pero, por otro lado, haces ataques continuos sin ningún fundamento, dejándote llevar por un “mandato concreto y directo”: intentar convencer a toda la audiencia de que el presidente de Venezuela es un impresentable y que hay que echarle.

Con tu ironía forzada de incompetencia pones en duda el golpe de estado que se está produciendo, porque dices que no hay levantamiento militar ni violencia. Parece mentira que no sepas todo lo que está sucediendo. Hasta el presidente te lo cuenta, pero tú pareces no querer saber nada de las verdaderas causas de la pobreza. Parece mentira que no sepas cómo se producen ahora los golpes, cómo crean a través de la teoría del caos un clima de insolvencia y hasta de terror en los países elegidos.

Pensé dejarte datos aquí para que los leyeras, pero no lo voy a hacer. Lo hago casi siempre en mis escritos, es decir, respaldarme con documentos, información contrastada y muchos informes. No lo voy a hacer porque lo sabes. Sabes lo que está ocurriendo pero prefieres cobrar, aunque ello conlleve una posible invasión, y respaldas al opresor y encima vas de periodista solvente.

No hacer ningún comentario de quién es Juan Guaidó, dónde ha estudiado y cómo ha llegado…, donde ha llegado, dice mucho de ti y de tu trabajo. Y sigo diciéndote que lo sabes, pero prefieres cobrar.

Yo tengo toneladas de información con la cual cualquier periodista con ánimo de informar y presentar una realidad  más objetiva, plantearía, sin duda alguna, otros interrogantes. Pero tu trabajo en favor del asedio y del capitalismo más ruin ha tocado techo.

Has tocado el cielo con tus manos. Pero no ese cielo limpio y azul, sino aquél donde llegan los que van a rezar todos los domingos y luego disparan con sus palabras.

Has vuelto a protagonizar un capítulo importante en favor del desprestigio de los medios. Tu ataque de ayer solo lo puede realizar alguien al que no le importa enriquecerse (sea como fuere) por realizar “un trabajo bien hecho”. Y, créeme, hiciste un gran trabajo. Para el poder. Para el más deleznable de los imperios y para que la guerra continúe.

Colaboración para Iniciativa Debate

OTAN NO, BASES FUERA


Deja un comentario

¿Cómo funciona el poder?

Guerra externa en el PSOE

Deberíamos sonreír, asistiendo como estamos a la maravillosa debacle del Partido Socialista. Ya hemos escrito mucho sobre ellos, pero nos queda lo mejor, la retransmisión en directo de su degradada implicación en el funcionamiento de las élites.

Felipe González ha sacado las tanquetas, y como ocurre cada vez que hay un “golpe de estado”, sus admiradores llaman a filas, mientras el resto asiste con miedo al más que posible hundimiento de su embarcación.

La fortaleza andaluza ha hecho llegar su llamada hasta a los reservistas jubilados, y entrará en Madrid como solo lo hacen los grandes caudillos, armados de todo su orgullo y prepotencia.

Pero que ésto no os lleve, por favor, a pensar que Pedro Sánchez sea un bendito. Todos sus movimientos pidiendo la voz de los militantes se han producido para guardar sus espaldas en el cargo, no para liderar un proceso socialista y obrero. 

En este partido no hay entre sus líderes y valedores quien pretenda dirigirlo hacia latitudes que busquen la justicia social y la paz.

Así que lo que estamos presenciando es el movimiento más convulso de los cimientos del poder, y no lucha ideológica alguna para esperanza de los más ingenuos.

Y muy nerviosos estarán miles de afiliados con cargo, empleo relacionado o posibilidad de acceso a él, porque han de posicionarse sí o sí, midiendo sus porcentajes de éxito porque de ello dependerá la tajada que puedan llevarse o… no.

EllY Strik Picture

EllY Strik Picture

Si yo fuera militante de base socialista, iría raudo y veloz a poner barricadas toda la semana a la N-IV, porque por allí ha de pasar el grueso del ejército, y la garantía perpetua de los valedores de la supremacía y la autoridad.

P.D.: A Felipe González solo le falta encadenarse al Palacio de la Bolsa de Madrid y desde allí arengar a sus amigos para impedir el triunfo de la democracia.

 


Deja un comentario

Recordatorio (Europa)

Poemario Disidente.

(Europa)   dos años ha…

22 – 08 – 2013

Sin caminos que conduzcan a ti, ya no alumbran el porvenir los fragmentos  de tus promesas.

Pernoctas abrazado a la desidia política, y no puedes despertar a la luz de ningún alba.

Incorporas a tu discurso el miedo, y no avanzas, ni siquiera cuando caminas…

Has vaciado de sentido un imaginario colectivo que no existía, y que dibujabas con esmero.

Solo tus guardaespaldas te contemplan.

En todos los acantilados está grabado tu nombre, limitando la tierra consternada con las aguas turbias sobre las que has vertido toda la mugre y los restos de tu soberbia.

Photo by Joséluis Väzquez Doménech

Photo by Joséluis Väzquez Doménech