Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


1 comentario

Bin-jip

¿No sabes qué hacer este fin de semana? Te invito al cine

Hierro 3

Google Images

Google Images

No sabernos solos no es una efímera sensación que brota de vez en cuando en nuestro acontecer, más bien puede ser una carga continua que germina como una incesante búsqueda de otorgar cierto sentido a la realidad. Kim Ki-duk es especialista en traernos desde su Corea del Sur talento de sobra y grandes dosis de sensibilidad. 

El guión fue escrito en un mes y filmar la película y editarla, otro mes más. Hay quien viene con una carga genética específica y, gracias a todos los demonios, sabe hacer un buen uso de ella.

Crítica social y buen cine están presentes en esta película que ganó el León de Plata en Venecia y la Espiga de Oro en Valladolid. El maltrato, el abandono, la corrupción, la injusticia…, y un amor incondicional que desde el silencio nos traslada a una historia bien apuntalada y original.

Deja que te surja la emoción, y desbórdate con ella.

Título original, Bin-jip (3-Iron)
Año, 2004
Duración, 95 min.
País,  Corea del Sur
Director, Kim Ki-duk
Guión, Kim Ki-duk
Música, Slvian
Fotografía, Jang Seung-beck
Reparto, Seung-yeon Lee, Hee Jae, Kwon Hyuk-ho, Joo Jin-mo, Choi Jeong-ho, Lee Joo-suk, Lee Mi-sook, Moon Sung-hyuk
Productora, Kim Ki-duk Film
Género, Romance | Drama romántico
Sinopsis
Tae-suk es un joven que ocupa temporalmente viviendas cuyos habitantes están ausentes. Nunca roba ni ocasiona daños en los hogares de sus involuntarios anfitriones. En realidad, es una especie de fantasma que duerme en camas ajenas, come algo de las neveras de esos extraños y retribuye su forzada hospitalidad haciendo la colada o arreglando alguna que otra avería doméstica. Sun-hwa, que en tiempos fue una hermosa modelo, se ha visto convertida en una sombra viviente por un marido que la maltrata, encerrándola en una casa ostentosa. El destino cruza los caminos de Tae-suk y Sun-hwa, aunque sus existencias están abocadas a no dejar huella en el mundo. Se conocen cuando Tae-suk entre en casa de Sun-hwa, y enseguida saben que son almas gemelas. Como si estuvieran unidos por vínculos invisibles, descubren que no pueden separarse y aceptan en silencio su nuevo y extraño destino.

Premios

2004: Festival de Venecia: León de Plata (Mejor Director) y FIPRESCI

2004: Festival de Valladolid – Seminci: Espiga de Oro – Mejor película

 

 

Anuncios


1 comentario

Colisión

Poemario Disidente:

(accidentes inesperados)

Has tardado mucho en desvincularte y regresar al punto de partida primordial. La soledad siempre ha de ir con nosotros, y ahora la buscas entre los vestigios de un sueño que no terminaste de precisar. Una esquela apareció en las páginas de tu diario sentimental, y diste incluso por muerto ese infatigable mundo que otros muestran con tanta frivolidad.

/Si pudieras añadir una nueva categoría en el acontecer de esas representaciones que te provocan tanto malestar, sé que convertirías en delito que alguien te conminara a amar/.

Los huesos a un lado y tu voluntad inquebrantable accidentada por esa eterna indisposición. (No es fácil comprender la sencillez).

Todos tardamos mucho…, en olvidar lo que nos enseñaron y aprender a pensar. Y te cuesta creer que los caballos también tienen memoria y que los sonidos eternos insistirán… Las apariencias siempre van por delante de la verdad y los enamorados se dicen todo incluso antes de conocer su realidad.

Y prefieres vivir invisibilizada a que quebranten lo que has conseguido labrar. Adviertes que entre la bruma, piedra a piedra, quienes habitan tus periferias reconstruyen siempre el mismo nicho para el mismo funeral. El almacén ya está cubierto de helechos y moho, y hay que darse lentitud para no volver a errar…

Te comprendo. Callo a tu lado y mis manos te despiertan, sin necesidad alguna de nombrar tanto bienestar. Y de vuelta ni tan siquiera giras la cabeza, porque sexo que flota cuerpo que aprende también…,  a meditar.

Sobre la bóveda has dibujado un cielo azul que no te atreves ni a nombrar. Cuando colisionas te gusta caminar descalza por la orilla y, tímida, desnudar al menos tu espalda y vestirte con ese olor a mar.

Y aunque calles, sé que tampoco esta vez me vas a llamar.

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech


Deja un comentario

Cheun gwong tsa sit

¿No sabes qué hacer este fin de semana? Te invito al cine

Happy together

Google Images

Google Images

No nos encontramos bien cuando nos sentimos solos. Sean cuales fueren nos gusta compartir las vivencias personales, con gestos de aprecio, inmersos en una ola (aunque sea de pequeña comunidad de a dos). Pero en innumerables ocasiones nos exiliamos a través de relaciones tormentosas o dibujando descomposiciones anímicas que duelen más que quieren. Es probable que para infundir un desarraigo mayor, Wong Kar Wai nos presente una historia homosexual, queriendo matizar mejor esa exclusión. Cine bien cuidado, con esas punzadas sobre el amor que el director de Hong Kong crea con una soberbia y delicada introspección. Ya antes de rodar “Deseando amar” nos dejó su sello, y se llevó el premio a la mejor dirección en el Festival de Cannes. 

http://www.pelispedia.tv/pelicula/happy-together/

Título original, Cheun gwong tsa sit (Happy Together)

Año, 1997

Duración, 98 min.

País,  Hong Kong

Director, Wong Kar-Wai

Guión, Wong Kar-Wai

Música, Danny Chung

Fotografía, Christopher Doyle

Reparto, Leslie Cheung, Tony Leung Chiu Wai, Gregory Dayton, Chang Chen, Shirley Kwan

Productora, Block 2 Pictures / Jet Tone Production / Prénom H Co. / Seowoo Film Company

Género, Romance. Drama | Homosexualidad. Película de culto. Drama romántico

Sinopsis

Lai Yiu-Kai y Ho Po-Wing viven una apasionada relación. Viajan desde Hong Kong a Argentina, pero la llegada al nuevo país parece transformar las cosas y Ho, de repente, abandona a Lai. Éste comienza a trabajar como portero de un bar, con el único afán de reunir el dinero suficiente para volver a su país. Un día Ho reaparece, pero las cosas ya no son iguales… 

Premios

1997: Festival de Cannes: Mejor director

1997: Independent Spirit Awards: Nominada a mejor película extranjera


Deja un comentario

Lost in translation

¿No sabes qué hacer este fin de semana? Te invito al cine

Lost in translation

Google Images

Google Images

Doce años han pasado! A veces hay que recordar. Esta película consigue transmitir con cierta aridez una atractiva reflexión sobre la soledad. Y su guión tiene un peso específico, capaz de captar la sonrisa desde la descripción de un drama social que invade el espacio de la modernidad. 

Igual me ha venido a la memoria porque hace bien poco hemos tenido la visita de Jesus and Mary Chain, y recuerdo que al final de la película el tema Just like honey nos sostiene sobre el asiento ofreciendo un brillante colofón al placer de habitar el cine.

http://www.pelispedia.tv/pelicula/lost-in-translation/

Título original, Lost in Translation

Año, 2003

Duración, 105 min.

País,  Estados Unidos

Director, Sofia Coppola

Guión, Sofia Coppola

Música, Brian Reitzell & Kevin Shields

Fotografía, Lance Acord

Reparto, Bill Murray, Scarlett Johansson, Giovanni Ribisi, Anna Faris, Fumihiro Hayashi,Akiko Takeshita, Catherine Lambert, Akiko Monou

Productora, Focus Features / American Zoetrope / Elemental Films

Género, Drama. Comedia | Comedia dramática. Película de culto

Web oficial, http://www.lost-in-translation.com

Sinopsis

Bob Harris, un actor norteamericano en decadencia, acepta una oferta para hacer un anuncio de whisky japonés en Tokio. Está atravesando una aguda crisis y pasa gran parte del tiempo libre en el bar del hotel. Y, precisamente allí, conoce a Charlotte, una joven casada con un fotógrafo que ha ido a Tokio a hacer un reportaje; pero mientras él trabaja, su mujer se aburre mortalmente. Además del aturdimiento que les producen las imágenes y los sonidos de la inmensa ciudad, Bob y Charlotte comparten también el vacío de sus vidas. Poco a poco se hacen amigos y, a medida que exploran la ciudad juntos, empiezan a preguntarse si su amistad podría transformarse en algo más. 

Premios

2004: Premio Cesar: Mejor película extranjera

2003: Oscar: Mejor guión original. 4 nominaciones

2003: Globos de Oro: Mejor película comedia o Musical, actor, guión. 5 nominaciones

2003: 3 premios BAFTA: Mejor actor (Murray), actriz (Johansson) y montaje. 8 nom.

2003: Nominada al David de Donatello: Mejor película extranjera

2003: Premio Especial National Board of Review: Sofia Coppola

2003: Círculo de críticos de Nueva York: Mejor actor (Bill Murray), director (Sofia Coppola)

2003: Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor actor (Bill Murray)

2003: American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año

2003: 5 nominaciones Critics’ Choice Awards, incluyendo mejor película, director y actor

2003: Asociación de Críticos de Chicago: Mejor actor, Guión y Fotografía


1 comentario

Inesperado error

Breves:

Te apropiaste de mis palabras y fruto de aquella acción nació esta pequeña historia al borde del mar. No quisiste comprender cuando te acompañé a casa aquella madrugada estival y te dejé en la cama inclinada sobre el abismo de tu ebriedad. Procuré hacerte ver que todo aquello pasaría (porque allí estaría yo para doblegar tanto malestar). Y llena de voluntad, decidiste cada noche hacer lo propio, para que una y otra vez volviera a transportarte a tu lecho de paz. No cerrabas los ojos hasta escuchar de nuevo mi voz, y así expulsabas el vértigo y te alejabas de toda soledad. 

Una aciaga jornada dejó de palpitar tu alarma vital. Minutos antes fui a buscarte al mismo bar y sonreías sumergida en un inquietante halo de felicidad. Camino del desenlace y desprovista del temor inicial, recuperaste aquellas fuerzas que habías dejado años atrás y rozaste mis labios con la inquebrantable decisión de poder amar. Tergiversaste mis actos y fruto de ese error surgió un enorme vacío para mi transitar.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech