Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Inconsistencia

Mi Fotosfera.

A veces es dificil diferenciar entre aquello que habita dentro, o aquello que viene reflejado de nuestro mundo  exterior. Y entre ambas dimensiones percibimos la realidad, en los límites de la inconsistencia.

Photo by Joséluis V. Doménech

Photo by Joséluis V. Doménech

Anuncios


Deja un comentario

El desconocido del lago

¿No sabes que hacer éste fin de semana? Te invito al cine

L’inconnu du lac

Dado que las salas de cine pocas veces nos obsequian con otras miradas, hoy damos cobertura a una película que aun habiendo pasado por festivales como el de Cannes, su comercialización ha sido muy restringida. Cuando de homosexualidad se trata la España retrógada pliega sus alas y, si el sexo aflora en la gran pantalla, nos oculta su existencia. Si ya “por norma” la sexualidad está reñida con su visualización pública, cuando son dos hombres quienes se aligeran de deseo, las distribuidoras se mantienen férreas a la moral castiza.

Estamos ante una representación naturalista, sincera y sin pretensiones de los encuentros que mantienen unos hombres a las orillas de un lago. Encuentros sexuales que no precisan de muchas palabras para dirigirse al refugio de los matorrales salvajes del deseo.  Rincones donde no hace falta ni preguntar por el nombre para mantener la pasión a viva luz, pero a los que llega un nuevo personaje, como contrapunto a esas relaciones donde la amistad no deviene en ninguna necesidad y donde las mentiras pernoctan a las sombras del placer.

No se juzgan esos comportamientos; se retrata un paisaje, perfectamente aplicable a los innumerables encuentros sexuales que sostienen al alza las redes sociales.

Google Images

Google Images

http://gnula.biz/el-desconocido-del-lago.html
Título original, L’inconnu du lac (Stranger by the Lake)
Año, 2013
Duración, 97 min.
País,  Francia
Director, Alain Guiraudie
Guión, Alain Guiraudie
Fotografía, Claire Mathon
Reparto, Pierre Deladonchamps, Christophe Paou, Patrick D’Assumçao, Jérôme Chappatte, Mathieu Vervisch, Gilbert Traina, Emmanuel Daumas
Productora, Les Films du Worso
Género, Drama Romance | Homosexualidad Erótico
Web Oficial, http://www.filmsdulosange.fr/fr/film/198/l-inconnu-du-lac
Sinopsis
Verano. Un lago de aguas azul turquesa en torno al cual se congrega un grupo de bañistas. Hombres que encuentran su solaz juntos en su orilla o en el bosque contiguo. Franck pasa el tiempo entre la amistad (o amor platónico) con el orondo Henri y los escarceos con Michel, adonis oscuro y peligroso.
Premios
2013: Festival de Cannes: Mejor director (Sección “Un Certain Regard”)
2013: Festival de Sevilla: Mejor película y mejor fotografía

http://gnula.biz/el-desconocido-del-lago.html

(Darle a opción 4, y a disfrutar)


Deja un comentario

Contra tu soberbia (y II)

02- Entre tú y yo (Historias para no olvidar)

Tú puedes ser un banquero, un tirano, un político, una reina, un empresario, un juez, un policía, una periodista, un alcalde, un  verdugo, un obispo o incluso un esposo receloso. Yo, puedo ser una niña, un balsero, un pescador, una mariscadora, tu esposa, un agricultor, cualquier ciudadano anónimo y hasta tu propio profesor.

Entre tú y yo hay infinidad de acontecimientos difíciles de olvidar. Historias que te delatan, y que es preciso recordar.

Llevamos siglos viéndonos las caras, y por muy difícil que parezca entenderlo, sigues ahí…, amenazando todas mis demarcaciones y perforando mi cerebro sin complejos. Eres el rey que te has atribuido la potestad de hacer amigos que te cubren de dinero, y yo un desorientado ciudadano al que le cuesta comprender la razón de ser de este macabro juego. Santo Tomás defendía tu figura, como gobernante y pastor, como la mágica unión entre el Estado y la Iglesia, y por obra y gracia de dios tu semen no para de engendrar nuevas coronas y nuevas tropelías.

A tu lado se sientan muchos acreedores. Dos de ellos son el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que rápidamente se convierten en organismos de destrucción masiva. Desde mi cabaña he visto como han llegado a nuestras selvas compañías petroleras y de gas, mineros y empresarios, apoderándose de hasta las semillas de las tierras que lloran. Habéis dinamitado nuestros campos y nos habéis obligado a endeudarnos. Soy un pobre campesino, desterrado y humillado, y sin ningún tribunal que avale ni tan siquiera mi existencia.

Te vi  hace poco en una rueda de prensa. Yo estaba en una camilla, con ambas manos crucificadas por tus concertinas. Una herida abierta en mi brazo izquierdo, y un corte en la planta de los pies. Dos dedos han perdido toda movilidad. Yo estaba malherido, pero podía escuchar tu discurso sanguinario; tomando medidas disuasorias contra mí, y pidiendo informes para saber si las cuchillas tenían efectos en las personas. Estoy internado en un centro para extranjeros, pero antes de caer rendido puedo oirte decir que “en la defensa de los derechos humanos, nadie nos va a ganar”.

Google Images

Google Images

Con un fuerte golpe sobre la interminable mesa de madera has dictado sentencia. A mi pequeño pueblo de Palestina nos ha llegado la noticia de que una Corte Internacional ha constatado que el levantamiento del muro y los asentamientos son ilegales. Cada mañana cuando despierto, una interminable valla custodiada por varias torres de vigilancia me impide ir a jugar con mis primos, que están al otro lado. Bajo el único olivo que quedó en pie guardé la chaqueta que llevaba mi padre cuando dos tiros le sesgaron la vida.

Acabo de salir del túnel. Trece horas después de dibujar mis pulmones con mercurio y picar la pesada piedra que trasladé sobre mis espaldas con un martillo de cuatro kilos. Me lo dijo hace dos años mi madre; ya no podrás ir al colegio y acompañarás a tu padre a la cantera. Cada año mueren 38.000 niños como yo en accidentes de trabajo. También sé que Colombia es uno de los países más minados del mundo (y con más víctimas de esas minas antipersonas). Y así es, ya consiguieron que dejáramos de ser personas, mientras tú inviertes en bolsa depreciando el valor del maíz, y compras lingotes de oro que eran polvo de muerte en la aldea que me vio nacer, y ya a nadie puedes ver.

He dado un portazo y me he encerrado en la habitación. Mi cuerpo es legislado como si yo fuera suelo a expropiar. Mujeres de todo el mundo somos despreciadas sin complejos, ignoradas en la coexistencia y cosificadas hasta doblegar nuestra intimidad y nuestros cuerpos. Acabo de regresar de una habitación “clandestina”, y no hago más que mirarme en el espejo y auscultar mi presencia con la mirada. Estoy difuminada. Apenas si tengo capacidad para darme significado, para comprender tanto veneno. Tú querías obligarme a ser madre, violando mi autonomía y mis derechos, plegado a tu jerarquía ministerial, y orgulloso de tu corrupta ideología.

Por hoy ha terminado la jornada laboral. Hemos estado recogiendo gravilla con las manos para después meterla en contenedores de plástico que, al final, transportamos sobre nuestras cabezas. Mi marido no sé donde está. Se lo llevaron por carreteras asfaltadas con mi gravilla en una furgoneta llena de soldados armados. Tú, hombre religioso donde los haya, y tal vez por ello elegido Ministro de Defensa, sabes mucho de venta de armas. Estos días de guerra te tengo muy presente, cada vez que mi espalda se contrae para erguirme por mi vida; cada vez que de regreso a ninguna casa la sangre mancha mis pisadas.

Con cada letra del abecedario podríamos empezar miles de historias que nos pondrían los pelos de punta y, achatada por los polos, el alma. Así es nuestra Tierra. Somos ya muchos quienes coincidimos en la necesidad de cambiar. Nos queda la protesta; salir a las calles y dibujar más que pintadas de amor y libertad. Las ofensivas han llegado ya a las puertas de nuestras casas. Y por todo ello, además de gritar, queremos ir hacia ti, y mostrarte en persona las consecuencias de actos tan vejatorios, tus actos. Sabedores de las “indecorosas” consecuencias que ello tendría, tú, y todos los que son como tú, respondéis con la nueva Ley De Seguridad Ciudadana. Y sumamente agradecidos, nos instituimos en tu enemigo.

Con tu soberbia y tu maldad congénita has inundado de piedras la distancia que nos separa. Entre tú y yo solo queda la grieta. No podemos cruzarla, ni trasladarnos a los confines del universo para esquivarla y atravesarla por su esquina más remota. Entre tú y yo el deshielo ya es un hecho, y la glaciación ha comenzado. No preguntes por mí en ninguna de tus próximas reuniones. Es posible que me haya levantado, mientras veo como se tiñen de miedo las suelas de tus zapatos. Eleva un muro allá donde estés, porque el sufrimiento necesita detener su soplo, y cuando el malestar supere al miedo, no solo comprenderás tu inquebrantable acto de mala fe, sino que podrás ver miles de yos acudiendo a derribar tu muro, y tu infame procacidad. Porque entre tú y yo, has planificado perfectamente nuestra venganza.

Publicado en Iniciativa Debate

http://iniciativadebate.org/2014/01/22/contra-tu-soberbia-ii/


Deja un comentario

Heli

¿No sabes que hacer éste fin de semana? Te invito al cine

Heli

“Una mirada visceral y descarnada a un México de contrastes brutales, un país agrietado por la violencia, por la bipolaridad extrema entre los dos lados de la ley, y ese limbo intermedio en el que se mueven los desheredados, en una lucha atroz por la supervivencia en la que los errores de cálculo se traducen en consecuencias trágicas.”

Procuramos seguir insistiendo en películas que no dejan indiferente a nadie. La violencia agitando conciencias, haciéndose hueco dentro del cine maldito, y despreciando la empatía con el espectador. La crudeza e intensidad generan por sí solos un debate necesario, enmarcadas en una propuesta donde se muestra la realidad pura, sin filtros ni adornos. Hay una lectura desnuda que va más allá de la propia violencia, como es la forma en que ésta es percibida en el entorno: podemos observar como en una secuencia donde la tortura se hace visible, dos niños que juegan en el mismo espacio, la hacen invisible, no solo mostrándose ajenos a ella, sino pasando uno de ellos a entregarse a los azotes, como si esa acción formara parte de su naturaleza humana.

La cotidianeidad también puede llegar desde la extrema violencia, y esa sencación puede resultar excesivamente incómoda para el espectador que anida en su sofá replegado en el mundo burgués de la contemplación.

Google Images

Google Images

Título original, Heli

Año, 2013

Duración, 105 min.

País,  México

Director, Amat Escalante

Guión, Amat Escalante

Fotografía, Lorenzo Hagerman

Reparto, Armando Espitia, Linda González Hernández, Andrea Jazmín Vergara, Reina Julieta Torres, Ramón Álvarez

Productora, Coproducción México-Francia-Alemania-Holanda; Mantarraya Producciones / FOPROCINE / EFICINE 226 / Le Pacte / Lemming Film / No Dream Cinema / Sundance/NHK International Filmmakers Award, Ticoman, Tres Tunas, Unafilm

Género, Drama |

Sinopsis, En un remoto pueblo de México, la población sólo tiene dos medios para ganarse la vida: un empleo mal pagado en una ensambladora de automóviles o trabajar para el cártel de drogas de la región. Estela, una niña de doce años, se ha enamorado perdidamente de un joven que le propone escapar para poder casarse.

Premios

2013: Festival de Cannes: Mejor director

2013: Festival de La Habana: Mejor película

http://gnula.biz/heli.html