Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Breves

Las Redes 

Yo y casi todas mis circunstancias no prevalecen sobre tu libertad de echarme a los pies del caballo. Pero habrás de recordar con palabras y señales la circunstancia que guardo como dos ases en mis mangas y me permite deslizarme por el mundo ajeno a tanta zozobra.

Puedes traducir a tus consideraciones e inercias esa palabra que precisamente te ayuda a desvalorar todo un texto anclado y trabajado con el fin primero de informar, y también puedes encender un petardo porque en este país hacer ruido sin interés alguno forma parte de la gran tradición y para ello sí se trabaja con esmero.

Colaborar en el diálogo y conversar no es, desde luego, el aroma que emana en las redes, y la inmediatez posibilita que ni se piense ni se considere que, tal vez, no haya razón alguna para acudir a donde el vecino a decirle que es un antisistema por salir a las calles con sandalias y calcetines vueltos a rayas.

Esa “necesidad” de enfrentamiento  también se viste innumerables veces con “planes de ayuda”, y me pregunto, qué clase de droga suministran las nuevas tecnologías para que media humanidad se crea con el derecho de apropiarse del otro desde esa supuesta libertad que la mayor de las veces no es sino intromisión desmesurada.

Todos mis yos deambulan procurando habitar estos espacios con mesura, pero además hay uno que es buen amigo de mi última circunstancia y que decidió, hace tiempo, no vestirse de Prada, y escuchar música cuando el eco de tanta voz no es más que la detonación de una trifulca incendiaria.

(Saludos, desde el Ministerio de Desórdenes Poéticos)

Photo by joséluis vázquez domènech

Anuncios


Deja un comentario

Pablo Ráez

Estamos rodeados de gente maravillosa

Photo by joséluis vázquez domènech

Photo by joséluis vázquez domènech

Este folletín de soberanía popular por la bondad desenfrenada es el mismo que circula cada vez que las redes sociales son utilizadas para subir al altar el profundo apego a nuestras emociones.

Es igual que se trate de un atentado, de un niño muerto en el caudaloso mar de nuestra miseria, o de un joven que muere tras una lucha abnegada contra la leucemia. No importa el contexto, o nuestro posicionamiento real en nuestra vida cotidiana. Lo que ha de trascender es el ego solidario, sin que medie esfuerzo alguno ni por comprender ni por sabernos en nuestra actitud más indecorosa.

Del mismo modo que miles de personas se preguntan en este rocambolesco país qué hace un obrero votando a un partido de derechas, estaría bien que las mismas personas se preguntaran qué hostias están considerando quienes se enternecen con la lucha de un chico que propuso ayudar a quienes necesiten un trasplante de médula y el 90% no ha ido ni a donar sangre en su vida.

¿Estamos tontos o qué?

Si me solidarizo con los refugiados es porque estoy en contra de quienes impulsan las guerras, no porque me duele que cualquier ser muera en el agua. Si me solidarizo con los desahuciados es porque peleo por una banca pública, no porque un anciano se quede sin casa. Si me solidarizo contra el maltrato a la mujer es porque soy feminista, no porque alguien le haya levantado la mano. Si me solidarizo contra el hambre es porque peleo contra el Fondo Monetario Internacional y no porque un niño muera cada segundo. Si me solidarizo…, es porque la causa que me empuja a ello es la misma que me impulsa en vida.

Lo demás es acceder con enorme facilidad al click de cualquier noticia, y expandir la liturgia de la emotividad sin que nos importe cómo funciona ésta sociedad.

Pablo Ráez es despedido con aplausos en Marbella, y todo un país se vuelca con él para solidarizarse con un gesto que él pedía, y que casi nadie es capaz (tan siquiera) de intentar hacer. Es trágico. Pero es.

Estaría bien recordar que todos los actos solidarios requieren sacrificio, dinero, tiempo o trabajo, y que no los podemos despachar con tan solo un gesto.

Si queremos luchar a favor de la ética de los bancos cambiamos de oficina, aunque eso nos cueste dinero y algún que otro inconveniente. Si queremos luchar por el bien común en nuestra salud universal regalamos glóbulos rojos. Si queremos olvidarnos de las guerras exigimos el desmantelamiento de las bases militares. Si queremos acabar con la violencia de género ponemos contra la espada y la pared al macho ibérico. Y si queremos reírnos con las tonterías que hoy van a decir los actores contra Trump exigimos que hagan lo propio contra otros presidentes que apoyan sin vergüenza alguna (a pesar de su política criminal).

Todo, en esta vida, requiere un esfuerzo. El primero es pensar, y a partir de ahí llegan otros muchos que nunca debemos olvidar.

Claro que cada cual, y yo, no cumplimos con todos los requisitos que debiéramos. Pero es difícil mantenerse en silencio ante tanta emoción y tan poca capacidad de acción. 

No me cabe la menor duda de que si todos los gestos que se multiplican en internet fueran consecuentes la revolución ya estaría en marcha. Pero somos así. Efímeros en nuestra responsabilidad y espectadores de otra realidad.


1 comentario

Charla: Floreaga Ikastetxea / Colegio Floreaga (III)

Seminario: Redes Sociales, Nuevas Tecnologías, e Interrogantes

“3 – El olvido de los vínculos afectivos y la invasión de la distracción”

Hoy a las 20’00 horas, y organizado por la “Asociación de Madres/Padres del Colegio Floreaga”, de Azkoitia, proseguimos (y damos por finalizado) el presente ciclo dedicado a las Redes Sociales. 

“Estamos más distraídos y confundidos que en cualquier otro tiempo del pasado. 

Nunca antes habíamos tenido más información a nuestra disposición. Nos llega a través de los canales de radio y televisión, de los medios escritos, de Internet y hasta en los comentarios y conversaciones. Es tanta y tan variada la información que nadie es capaz de procesarla e identificar que es verdad y que es mentira. El resultado de ese océano informativo es la confusión. Los gobiernos están felices porque han descubierto que más útil que mentir es confundir y saturar a los ciudadanos con muchas versiones de la realidad, casi todas verosímiles y creíbles, pero casi todas también falsas. 

Estamos permanente distraídos, con la atención puesta en demasiadas cosas simultáneamente y eso nos hace vulnerables. Hemos abierto demasiadas puertas y la atención que requiere atenderlas a todas nos va condenando poco a poco a la individualidad, nos va convirtiendo en individuos que se bastan a sí mismos, que pueden prescindir, cada vez con más confort, de la vida en comunidad”. 

(Giorgio Agamben )

Consumidos por tantos dispositivos se nos olvida dónde hemos de prestar mayor atención. El tiempo discurre ocupándonos de él como si fuera un mercado nada ambulante. Muchos padres creen que hay que ocuparlo, darle sentido llevando a sus retoños a todas las horas extra-escolares, y pocos lo atienden sentándose con ellos a contemplar la nada despreciable aventura de enfrentarse a sus silencios. La afectividad también necesita de muchas horas fuera del recinto escolar, pero por una razón u otra no se le presta ni la atención debida ni el esfuerzo preciso. El verdadero peligro que temen muchos adultos no está en la calle, ni en el colegio, ni en las redes sociales, sino en el “confortable recinto familiar” donde la educación es la prolongación del convulso sistema de consumo. 

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

 


Deja un comentario

Charla: Floreaga Ikastetxea / Colegio Floreaga (II)

Seminario: Redes Sociales, Nuevas Tecnologías, e Interrogantes

“2 – La importancia de la comunicación. Entre el exceso y el silencio”

Hoy a las 20’00 horas, y organizado por la “Asociación de Madres/Padres del Colegio Floreaga”, de Azkoitia, proseguimos con el ciclo dedicado a las Redes Sociales. 

Para facilitarnos el recorrido podemos disponer de innumerables herramientas que corrijan o enmienden algunas de las barreras que siempre permanecen entre el emisor y el receptor. Pero la duda surge cuando, además, tropezamos con una serie de “elementos” con los que no habíamos contado o a los que apenas habíamos prestado la más mínima atención. Y están ahí, siempre están ahí, latentes en cada movimiento y en cada palabra. 

La comunicación encierra muchos “mecanismos ocultos” que nos ayudarán a comprender mejor las contrariedades a la que nos somete, incluso cuando creemos hablar para comprendernos. 

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech


Deja un comentario

Charla: Floreaga Ikastetxea / Colegio Floreaga

Seminario: Redes Sociales, Nuevas Tecnologías, e Interrogantes

“1 – Qué son las redes sociales. Nuestra percepción, y cómo influyen”

Hoy a las 20’00 horas, y organizado por la “Asociación de Madres/Padres del Colegio Floreaga”, de Azkoitia, vamos a intentar ofrecer una visión sobre esa irrupción de las Redes Sociales, que al parecer está generando muchas dudas o incertidumbres.

(Dado que todas las asistentes serán mujeres, haremos una breve introducción al respecto, y valoraremos la posibilidad de que la próxima charla lleve por título:  “La grandeza del fútbol y la educación de nuestros hijos”).

¿Cómo elaboramos nuestros mundos? ¿Qué distancia hay entre la percepción y la realidad? ¿Son ciertas la mayoría de apreciaciones en torno a muchos de los criterios generalizados? ¿Vivimos realmente en la sociedad de la información? Estos interrogantes y otras muchas cuestiones se irán planteando a lo largo de toda la sesión.

Y para abrir boca…, os dejo con unas palabras de Evgeny Morozov…

“No es muy exagerado decir que Internet es una oficina de correos, un puesto de periódicos, una tienda de vídeos, un centro comercial, una consulta, una tienda de discos, una tienda de libros para adultos y un casino, todo en uno. Seamos honestos, es increíble. Pero es tan increíble como un lavaplatos: nos permite hacer con un poco más de facilidad algo que siempre hemos hecho”.

Photo by Joséluis Vázquez Domènech - Redes Sociales

Photo by Joséluis Vázquez Domènech – Redes Sociales

 

 


1 comentario

Campañas Publicitarias

Breves:

(detenerse y pensar es importante)

Vi anteayer un enlace en el facebook en el que todo el mundo mostraba una indignación considerable.  Iba acompañado de un vídeo, un anuncio en el que la protagonista es Arancha de Benito. He de decir que me puse a visionarlo y había algo excesivo en todo ello, ya no tanto por su inapropiada catadura moral (que es lo que incendiaba a todos), sino por un guión cuando menos estrambótico y una actuación poco creíble. Así que buceé hasta dar con la clave. 

Este suceso me parece un ejemplo perfecto de algo que está aconteciendo con el uso de las redes sociales. La rapidez, el poco tiempo dedicado a reflexionar y el excesivo dinamismo de la información permiten que sea oro todo lo que reluce, o lo que viene a ser lo mismo, que demos por válido absolutamente todo lo que nos llega. Y si a eso le añadimos el deseo latente (y constante) de querer poner a caer de un guindo al primero que pase por allí, lo que se hace viral no es el anuncio, sino el modo en que accedemos a un determinado tipo de comportamiento que no nos alumbra en absoluto.

Pero lo que más me llama la atención es la propia decisión de la protagonista de querer acceder a realizar dicho anuncio, puesto que las tenía todas consigo para que tras su visionado, todo el mundo no solo la pusiera a caer de un guindo, sino que tuviera que enfrentarse a miles de insultos y descalificaciones. Imagino que a estas alturas, varios días después de haber lanzado el anuncio,  el segundo vídeo habrá reconfortado los ánimos y todos se solidarizarán por la causa, con la necesaria abolición de la política de todo signo de desigualdad social.

(os invito a leer los comentarios que ya corren como la pólvora)

Y aquí la verdadera causa, patrocinada por No es Sano, una campaña promovida por muchas organizaciones para exigir a los partidos el derecho universal a la salud.


Deja un comentario

Oferta Virtual

MiCita con las palabras:

Atendemos más la “hipotética oferta” de las redes (sea en formato noticias o en intercambio pseudo-emocional) que a las personas que se cruzan a diario en nuestras vidas. Y así nos va. Unos se arrodillan ante su imparable avance, y otros embisten sin saber dónde…

(La llamada “web de infidelidades” Ashley Madison, ha sido pirateada por unos hackers (The Impact Team), que amenazan con delatar a 37 millones de clientes)

 Created by Tipsun