Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


2 comentarios

Godfrey Bloom Mep

ContraCorriente

Desmontando la farsa: “El estado es una Institución de ladrones”

Lo que debería ser un acto cotidiano en el trabajo de los eurodiputados y de cualquier político, es decir, luchar por la garantía de los derechos de la ciudadanía a la que representan, se ha convertido desde hace décadas en un extraño acontecimiento. Viviendo en la era del autoritarismo más depredador e injusto, la situación actual es tan deprimente que escuchar a cualquiera de ellos incidiendo en los verdaderos problemas que nos acechan, se nos hace hasta extraordinario, por inusual y porque nuestros queridos medios de comunicación nos lo ocultan constantemente.

Así, y aunque parezca mentira, entra a formar parte del colectivo que transita contra-corriente un político inglés euroescéptico, que tiene la virtud de explicarles a sus señorías en qué consiste la estafa continuada a la que nos someten desde Bruselas y Estrasburgo.

Vídeos pedagógicos a la carta!

Os dejo por escrito una de sus intervenciones: “Señor presidente, me viene a la mente una cita del gran filósofo americano Murray Rothbard que dijo: ‘El Estado es una institución de ladrones’. Los impuestos son simplemente un sistema en que los políticos y burócratas roban el dinero de sus ciudadanos para malgastarlo de la forma más vergonzosa. Este lugar no es una excepción. Es fascinante y me pregunto cómo logran mantener la seriedad mientras hablan de evasión fiscal. La Comisión [Europea] en su integridad y sus burócratas no pagan impuestos. Ustedes no pagan impuestos como los pagan los ciudadanos. Todos ustedes tienen ventajas especiales. Tasas de impuestos convertidos, techo de impuestos a las grandes fortunas, pensiones exentas de impuestos. Ustedes son los más grandes evasores fiscales de Europa y se sientan aquí a dar lecciones. Pues bien, el mensaje ha llegado a los ciudadanos de Europa y se van a dar cuenta de que los euroescépticos son cada vez más el próximo junio [elecciones europeas]. Y les voy a decir lo peor: cuando la gente se haya dado cuenta de quiénes son ustedes, no les faltará tiempo para tomar esta Cámara y colgarles. Y lo harán con razón”.

 

 

P.D.: Esta entrada de hoy tiene trampa. Si nadie conociera a éste señor, se acogerían de muy buen grado sus intervenciones. Y si os digo que éste político es medio nazi, o un fascista, o vete tú a saber qué… Creo que hace unos seis años le expulsaron del Parlamento Europeo, por citar la divisa nazi “Ein Volk, ein Reich, ein Führer”. Bien, y ahora… ¿Cómo resolvemos observar éstos vídeos? ¿Dejan de ser verdad sus palabras? ¿Cómo es posible que sean precisamente políticos como éste quienes nos estén contando las pequeñas historias que medio mundo quiere escuchar?

Uno de los grandes problemas a los que estamos asistiendo es que aquello que supuestamente deberían denunciar todos los partidos de izquierdas, ante su inoperancia absoluta, está siendo un buen condimento para los euroescépticos, los neonazis o los del ala derecha de todas las casas. Pero cuidado, la realidad no es patrimonio de quien se apropie antes de ella. Es de todas y todos. El hecho de que un facha diga que los bancos roban, no desdice el hecho real de que los bancos roban, lo que viene a decir es que a él le viene bien comentarlo para sacar tajada. Pero éste ejemplo es bien claro para saber cuál es una de las razones de la victoria de Trump. Cuanto más neoliberal ha sido la política socialdemócrata, más nos han engañado. Y ese engaño, ocultado por la mayoría de partidos, lo ponen sobre la mesa los nuevos perfiles políticos.

Por tanto, mostrar la verdad viene bien, pero siempre y cuando sepamos de dónde vienen esos argumentos…, y hacia donde van.

 


Deja un comentario

Periodismo

ContraCorriente:

Google Images - Vincent Brown

Google Images – Vincent Brown

Vincent Brown

Un representante del Banco Central Europeo se dirige a la audiencia para explicar las razones objetivas y, sin duda necesarias, tal y como él pretende mostrar, que han hecho posible el rescate de los bancos. En realidad, va a justificar los nuevos ajustes que han de posibilitar el pago de la deuda bancaria.

Un periodista hace lo que cualquier periodista debería hacer, y le pregunta cuáles son las razones que posibilitan estrangular la vida de los irlandeses (que nada tienen que ver con la quiebra de los bancos), al mismo tiempo que ayudan con billones de euros a quienes les han llevado a la ruina.

El resultado lo dice todo. Y ese todo, sigue siendo el enorme vacío que sostiene toda la tragedia. Una mentira acumulada tras otra, incapaz de mirar de frente al pueblo oprimido y desgajado.

Vincent Brown es un periodista irlandés, y no hace nada del otro mundo. Solo pretende denunciar el comportamiento de una supuesta secta neo-liberal que está desarrollando planes que favorecen exclusivamente a una selecta minoría. Pero éste mundo está tan corrompido y ajeno a la mayoría de la población, que su postura merece ser destacada en esta sección. 

Es un claro ejemplo de lo que nos sucede, y de que nos asombremos precisamente con aquello que debería ser parte de nuestra vida cotidiana, sobre todo parte de aquellos y aquellas que se hacen llamar periodistas.

 


Deja un comentario

Con dos ovarios

ContraCorriente:

Tess Asplund

Esta es una de las imágenes más significativas que ha circulado por el mundo últimamente. Ni que decir tiene que no lo es por la presencia de esta bella mujer sueca, sino por su actitud, por su decisión de plantar cara a 300 neo-nazis dispuestos a sembrar de miedo las calles suecas de Borlänge.

La movilización por la transformación social consiste en ser capaces de intervenir, más allá de los cánones establecidos por las generalidades opciones de sumisión. Tess convierte su acto social en una de las acciones políticas más relevantes acaecidas en Europa en este siglo.

Y por ello, se merece un sillón en el parlamento europeo, y sustituir a todos los allí presentes para comenzar una nueva era.

La revolución tiene nombre de mujer, y es nuestra obligación agradecer su gesto y su voluntad de cambio.

Photo by David Lagerlöf

Photo by David Lagerlöf


Deja un comentario

Александр Константинович Петров

ContraCorriente:

Корова – La vaca

Google Image

Google Image

Era el año 1989, y Alexandre Petrov realizó un cortometraje. Para los infantes, y no precisamente de Carrión. Se basó en un cuento juvenil de Andrei Platonov, y consiguió infinidad de premios, desde Berlín hasta Otawa.

Creo que si muchos de los grandes pintores levantaran la cabeza le darían un abrazo terrible y se lo llevarían con él a seguir experimentando con la luz, sus sombras y la pintura.

Dicen que es probablemente uno de los mejores animadores vivos, y que ésta, es una obra maestra. Y tú…, ¿qué opinas?

 


Deja un comentario

Leon Czolgosz

ContraCorriente:

Tiranicidio

El siglo XX empezaba con un acontecimiento que hoy merece traer a colación. Siempre procuro traer en esta sección a personajes interesantes, y si bien se supone que un asesino debería ser tratado con cierta displicencia, haremos borrón y cuenta nueva de lo que se supone…, y describiremos este acontecer desde otro prisma.

Son muchas las personas que se han preguntado alguna vez cuántos ciudadanos serían capaces de matar a alguien si se les prometiera que ello no tendría consecuencia alguna en su privación de libertad. Y yo me pregunto, quiénes estarían en el rojo de la diana.

Dado que no son tiempos para que podamos ir definiendo modelos, no vaya a ser que cunda el ejemplo y se propague el afán liquidador…, tan solo describiré un capítulo de la historia de los Estados Unidos.

El 06 de septiembre de 1901, Leon Gzolgosz asesinó a William McKinley, inquilino por aquél entonces de la Casa Blanca. Cuentan así la historia…

Google Images

Google Images

En la Exposición Panamericana de Búfalo, el presidente recibió a una fila de ciudadanos, a cada uno de los cuales estrechaba la mano. En la fila se encontraba un hombre que tenía una mano cubierta por un pañuelo. Ninguno de los dos hombres del Servicio Secreto tuvo la curiosidad suficiente como para ver qué había debajo del pañuelo en la mano de aquél hombre. Lo que tenía era un revólver cargado, y cuando el presidente extendió su mano para saludarle, Czolgosz disparó dos veces y McKinley murió una semana más tarde.

Ni qué decir tiene el alboroto que causó tamaña fechoría. No tardaron ni dos meses en someterle a un juicio y ejecutar la sentencia sin rechistar. Silla eléctrica, se ajustan las correas, y las descargas. Tres sacudidas, cada una de 1.800 voltios. Fue el 29 de octubre, 45 días después de la muerte de su víctima.

Y ahora os preguntaréis, ¿por qué merecía traer a colación en estos momentos este documento histórico?. Nada. Estaba realizando un dossier sobre la violencia de Estado, el auge de las dictaduras encubiertas, y me topé (como quien no quiere la cosa) con el término que encabeza esta nueva entrada.

Las últimas palabras de Leon, hijo de inmigrantes polacos, de quien se decía que era anarquista pero había serias dudas, fueron las siguientes: “Yo maté al presidente porque era un enemigo de la gente buena, los buenos trabajadores. No siento remordimiento por mi crimen”. Y a continuación señaló: “Lamento no poder ver a mi padre”.

El tiranicidio es un término ya en desuso que no significa otra cosa que darle muerte al tirano. Es decir, matar a ese gobernante o representante (político o no) que haciendo caso completamente omiso de su labor, tiene por costumbre convertirse en un déspota, un criminal, o vete tú a saber qué…! 


Deja un comentario

James Rhodes

ContraCorriente:

‘Instrumental. Memorias de música, medicina y locura’

Hay personas que te hacen pensar, hasta dudar de tus propias incertidumbres. Y son capaces de poner sobre la mesa el signo de la tragedia hecha hombre y dolor. Y con una valentía inaudita removerse sobre los fangos de este mundo para mostrar el testimonio de su propia vida y los efectos de tanta corrosión. Como decía…, hay personas.

James Rhodes no nació en la idílica isla griega, sino en Londres, y desde los seis años sufrió abusos sexuales por parte de su profesor de gimnasia. Le siguieron hospitales psiquiátricos, adicción a las drogas, al sexo y al alcohol, varios intentos de suicidio y la pérdida de la custodia de su hijo.

Lo ha contado todo en su libro autobiográfico ‘Instrumental. Memorias de música, medicina y locura’. Imagino que la necesidad imperiosa de expresarlo todo y terminar de mostrar cada herida hasta desangrarse por completo le ha llevado a ello. Aunque en el camino se ha topado con un inesperado pleito interpuesto por su ex-mujer, que le demandó porque las confesiones que muestra podían hacer un daño irreparable al hijo que ambos tienen. 

Gracias al apoyo de algunos amigos, y al terrible endeudamiento que todo el proceso le ha acarreado, ha conseguido salir airoso de la contienda.  Finalmente, el Tribunal Supremo ha autorizado la publicación de su “vía crucis”. La sentencia decía así: “Una persona que ha sufrido del modo en que el apelante ha sufrido y que ha luchado para hacer frente a las consecuencias de su sufrimiento de la forma en que él ha luchado tiene derecho a hablarle al mundo sobre todo ello”.

El detonante de su decisión, o lo que bien podría ser la razón de su salvación, ha sido la música. El descubrimiento de Bach, Beethoven, Chopin, Schubert, Brahms, Ravel, Mozart, Rachmáninov, Prokófiev, Liszt, o Scriabin, ha sido su verdadera terapia, sin la cual confiesa no habría sobrevivido. Ya desde los siete años la música clásica fue su refugio. Frente al dolor, Bach era su bálsamo.

Hoy es concertista de piano. Eso sí, un extraño concertista con ánimos de gritarte al oído cómo debes de asomarte a la música. Es explícito desde las primeras páginas de su libro: “No dejes que unos pocos imbéciles vetustos y endogámicos impongan cómo debe presentarse esta música inmortal, increíblemente maravillosa”.

Se trata de hacer frente a la locura. Y para ello no necesita vestirse de frac frente al piano. Ni hacerse el lánguido en cada sesión, ni humillarse ante el irrespetable público que en su mayoría solo entiende de soflamas burguesas. Le vale con una camiseta, unos vaqueros y el horrible dolor que lleva dentro.

Salir airoso de la autodestrucción es también un poema de amor. Y yo abrazo todos y cada uno de sus versos, aunque no rimen. Y celebro su disco en directo “Jimmy”, que ha pasado a ser la primera grabación de música clásica en la que aparece esa inquietante pegatina que tanta gracia tiene… ‘Advertencia para padres: contenido explícito’.

  • Nº de páginas: 280 págs
  • Editorial: BLACKIE BOOKS
  • ISBN: 9788416290437
Google Images

Google Images

 

 

 


1 comentario

Un libro nuevo

ContraCorriente: Publicando sin fisuras

“Sociodialogando a través de las calamidades”

El libro ya está aquí!

Un nuevo libro sale de la imprenta. Algunas de mis reflexiones se han grabado en tinta, y pueden palparse y olerse. Desde Argentina pueden cruzar el Océano y venir a instalarse a los estantes de nuestra memoria colectiva. Unos insumisos empecinados en divulgar aquello que de verdad acontece en este depravado mundo insisten con su trabajo y su vehemencia para hacer realidad acontecimientos de este tipo. A su invitación no pude más que prestar mi colaboración, y heme aquí rodeado de otros autores que siguen luchando por la misma causa. Os invito a su lectura.

Se trata de una compilación de textos, escritos por un grupo de académicos de la gran América del Sur, y en el que yo también participo con un trabajo realizado sobre la Violencia, la Democracia y el Estado.

Entre todos quienes hemos escrito el libro hemos tratado de mirar de frente la ingente cantidad de infortunios que está asolando esta tierra tan damnificada, y hemos procurado denunciar en lo posible muchas de las situaciones, intentado a su vez mostrar algunas respuestas o soluciones para poder superar el conjunto de calamidades.

Nuevamente muestro mi agradecimiento por la confianza que han depositado en mi, y extiendo un inmenso abrazo para todas las personas que directa o indirectamente han formado parte de este trabajo.

En la introducción del libro pueden leerse estas palabras: “De nueva cuenta el sello Insumisos Latinoamericanos pone sobre la mesa de diálogos y discusiones un nuevo producto, elaborado por 16 profesionales de la letra, construido con esmero y ante todo para incentivar a los lectores a dialogar sobre las desventuras y acechanzas, los conflictos y las aniquilaciones que están ennegreciendo el rostro de nuestros pueblos”.

Quien esté interesado en hacerse con él que se ponga en contacto conmigo, o entre en esta dirección:

http://www.elaleph.com/libro/Sociodialogando-a-proposito-de-las-calamidades-de-Robinson-Salazar/612714/

Os dejo aquí unas instantáneas del capítulo que he escrito:

VI. La Violencia como estrategia: reflexiones y dilemas sobre las calamidades

Introducción – ¿Cuándo es ley y cuándo es crimen el uso de la violencia? – Desestabilización programada y violencia – ¿Quién está detrás de la violencia estratégica de los Estados? – Urge salir de tanta intimidación – ¿Es posible distanciarnos del Estado?

“… Uno de los mayores males de nuestras democracias es que se ha ido extendiendo la creencia de que las leyes son el fundamento de las causas justas. Razón de más para no olvidar dos de las ideas fundamentales que expongo: los Estados perviven a través de mecanismos insuficientes de legitimación y la ley que les ampara no responde a los parámetros de la justicia sino a los intereses manifiestos del poder. Viene bien recordar a Montesquieu, ¨Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa¨.”

Gracias por vuestra atención! Un fuerte abrazo, joséluis

(Dejo aquí constancia del original ejemplar)

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech