Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Despertar

MiCita con las palabras:

Nada hay más pedagógico que aprender a vivir en medio de nuestras propias inclemencias. Y nada más fructífero que saber explorar con ellas, hasta resolver que uno puede llegar a despertar incluso en medio de la tormenta.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

Hiru Iturri (o la fuente del conocimiento)

Mi Photosfera:

Si cada caño nos diera de beber de aquello que necesitamos, de uno dejaríamos que brotara el agua fresca, y de los otros dos haríamos lo posible para que manaran miles de palabras. De ese modo, colmada la sed de vida, solo nos quedaría aprender a conjugar debidamente todas las letras…y todas las sensaciones.

 

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

Love Life

ContraCorriente (buscando nuevas miradas).

La campaña ‘LoveLife, No Regrets’ está promovida por la Oficina Federal de Salud Pública de Suiza. Ya sabemos que en todo anuncio va implícito un mensaje, y así podremos observar  la distancia que separa a las instituciones españolas (por ejemplo) de las helvéticas. Pero hay un hecho que otorga a esta campaña un valor añadido, y es su clara apuesta por la vivencia del placer, para disfrutar la vida y alejarse de toda sensación de miedo o culpabilidad. Amar la vida es también vivir la sexualidad.
Disfruta!


Deja un comentario

Cangrejo de Flysch

Mi Photosfera:

Los cangrejos tienen una excelente vista gracias a sus ojos compuestos.  Son parientes cercanos de las langostas, los langostinos y los camarones. Por un momento, cuando me acerqué, creo que me reconoció. Y mi duda es ahora saber con qué me confundió! Como pueden llegar a vivir 60 años, regresaré para disipar todo tipo de duda. (la calaverita que está al lado aún me da que pensar).

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

Dejar de

MiCita con las palabras:

No parece que pensar todo de nuevo ayude mucho a sobrevivir. En todo caso, a darle más vueltas a la cabeza. Quizás baste con dejar de hacerlo, y permitir que cada jornada sea un triunfo de lo inesperado (esa caricia imprevista)

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

 


Deja un comentario

Izarraitz

Mi Photosfera:

Camino de la cima hay un poco de niebla. Es como una metáfora de la vida. Incluso al fondo puedes apreciar la luz que quiere entrar, mientras desde tu interior emana a veces la dificultad para verla. En medio, la belleza, rompiendo todas las sensaciones, y enclaustrando la mirada.

(Izarraitz, “la roca bajo las estrellas”, toda la cordillera desde la cual puedes contemplar…, las heridas de la tierra. La civilización en el horizonte, pero en medio del bosque su ausencia.)

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

Nuevo modelo social

ContraCorriente (buscando nuevas miradas).

La memoria cortoplacista y el exceso de información efímera están construyendo nuevos discursos carentes de análisis y fundamento alguno. Y muy a mi pesar, me temo que la indignación forma también parte de ese escenario.

De lo contrario, resulta bastante dificil de entender que a estas alturas no estemos ya en medio de una sublevación o de una profunda catarsis neuronal.

Las nuevas tecnologías nos descubren infinidad de puertas, pero somos incapaces de ver aquellas que merecen ser abiertas. No se trata ya tanto de no saber reconocer y palpar el mundo real, sino de una abstracción absoluta de éste, hasta el punto de congestionar las redes pensando que en ellas habitan los duendes.

Toda la información del mundo puede llegar a ser capaz de ausentarnos del conocimiento. Y aquí radica uno de los males mayores que nos rodean: la inverosimil creencia de que las nuevas generaciones son las mejores preparadas de la historia.

La pregunta pertitente sería…, ¿preparadas para qué?

Hoy comienza a implantarse la LOMCE, que el futuro nos pille confesados.

Photo bay Joséluis Vázquez Doménech

Photo bay Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

Captar la realidad

Mi Photosfera:

Aunque tengamos una y mil veces repetida la misma escena en nuestra retina, solo terminamos de observarla  cuando ya está detenida. Y es entonces cuando la realidad se hace fotografía, y nuestra mirada queda encerrada.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


2 comentarios

Vulnerables

Caminando Sobre Arenas Movedizas

La ausencia de vínculos inquebrantables, esos que anteriormente denominábamos para siempre, se deshacen.  Pero se mantiene la necesidad, el impulso de amarrar lazos allí donde embarcan las emociones, con la diferencia de que ahora el proceso de individualización requiere más de nosotros mismos, y de un complemento energético para consolidar el propio esfuerzo. Sin el respaldo anterior de las instituciones de gran poder socializador, la autonomía esclarece aún más la sociedad de lo íntimo.

Refugiados (pero conectados), intuyendo que no habrá ligadura que cien años dure, que no habrá garantía alguna de perpetuidad. La exploración dentro de esta jaula de oro encierra una excepcional paradoja: conectar sí, pero sin atar bien los términos de cada  unión, con el firme propósito de proseguir otro camino para cuando las circunstancias se alteren.

Lo que subyace es un sentimiento de debilidad y desprotección, donde por un lado encontramos el detonador perfecto para buscarnos, pero por otro una balsa ligera, donde se construye anémicamente una frágil relación para sitiarla.

Este sentimiento procede de un hecho social que se ha instaurado en nuestras relaciones y, por tanto, en nuestra psique: somos fácilmente descartables. Así, queremos correspondernos, aunque desconfiando de hacerlo eternamente (vestigio caduco que pesa como una losa),  y pensando  que ello limitaría nuestra libertad.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Con esta situación transitamos entre el sueño del deleite a través de “las relaciones” y la pesadilla que se instala por las frustraciones que acarrean.  Y precisamente porque dichas comparecencias no resultan  satisfactorias, escudriñamos una nueva, deambulando constantemente entre la esperanza y el temor,  huyendo de una dependencia que parece nos disminuye.

Los suplementos de los periódicos y las revistas semanales tienen un remanente excelente  para llenar sus columnas con profusos consejos y seducirnos con infinidad de posibilidades. Pero son incapaces de resolver el misterio que ya se constata; hay un deseo creciente de tocarse, y al mismo tiempo un fervor latente para que no deje huella.

La confusión se instala en el difícil camino que va de las parejas a las redes, del compromiso a estar en contacto… La virtualidad  tiene una fácil puerta de entrada, y un más cómodo  portón de salida (borrar un contacto responde fácilmente a la sencilla pauta de desabastecerse de complicación alguna).

Puede deducirse de éstas líneas que es la calidad la que está en desuso, la que se fragmenta sin remedio ante la perenne existencia de un inestable discurso. Y cuando la calidad desmerece se investiga en la cantidad, enamorándonos y desenamorándonos como consuelo de esa oquedad, repitiendo el suceso vulnerables al amor… y la penumbra.

Conectados (pero refugiados), intuyendo que el tiempo es otro.

Colaboración para Ssociólogos.com

Publicado también en Iniciativa Debate 

 


Deja un comentario

Movimiento

Mi Photosfera:

La fotografía es estática. Es una de sus grandes virtudes, detener hasta el suspiro de una emoción. Pero al mismo tiempo tiende a insinuar lo que va a acontecer a continuación, o lo que ya ha acontecido un instante antes. Está a caballo entre el movimiento de la vida y la posición del que se detiene a mirar. Me gusta estar en esa extraña galería.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

 

 


1 comentario

La Reflexión y la Luz

MiCita con las palabras:

El principio motriz del sistema educativo debería encauzarse de tal modo que todos aprendiéramos a pensar. Porque cada “idiota” que la nueva ley desea incorporar es contraproducente para el resto de la sociedad.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


1 comentario

¿Podemos?

LA INSOLVENCIA DEL ENTUSIASMO

Quiero manifestar mi deseo de aproximarme a este nuevo marco político en el que una nueva formacion (Podemos) quiere involucrarnos en un proceso de transformación profunda para poder alterar el orden existente. La idea es buena, puesto que el cambio es una urgencia.

Lo haré procurando centrar el análisis en aquellos puntos que considero que o bien me han llamado la atención, o bien no se sostienen en su tránsito hacia el objetivo deseado.

He de confesar que la primera vez que llegó a mí la noticia de la aparición de dicha plataforma, mi primera reacción fue la de interrogarme por quién había sido el responsable de escoger dicho nombre que, a todas luces, me resultaba inapropiado. Una extraña impresión se quedó grabada en mí viendo la imagen de Obama, y acto seguido, examinando una herramienta publicitaria que ya comenzaba a dejar sobre el ambiente un aroma con el cual no me identificaba. He de precisar que la puesta en escena de un grupo de ciudadanos dispuestos a terminar con este sistema de desgobierno (que vuelca sobre nosotros toda su ira) fuera similar a la que utilizó el actual presidente de los Estados Unidos, me convulsionaba de tal manera que hube de realizar grandes esfuerzos para detenerme y seguir rastreando, dado que muchas de sus tesis conformaban buena parte de mis preocupaciones. Pero, paralelamente también, y considerando la posibilidad de que el término “podemos” tendiera a relacionarse más con el éxito que cosechó la cadena televisiva Cuatro con la participación de la selección española en la Eurocopa de 2008, creo recordar, dicha secuencia me resultó más intolerable aún. Desde mi punto de vista, promover un movimiento social y político teniendo como referentes estos símbolos, ya viene a mostrarnos un perfil que ciertamente concuerda con una de las actitudes que están teniendo sus dirigentes estos meses; dejar a un lado la relevancia ideológica y, por tanto, permitir que el marketing y los modos de captar adscripciones sean mucho más acuciantes.

Una vez precisada esta matización, que no la considero en absoluto baladí, estamos en la obligación de auscultar teóricamente algunas de las estrategias de esta agrupación.

Tal y como ya hemos señalado. El primer punto que no contemplo como válido, más bien incluso me puede resultar pernicioso, es esa negativa a construir sus objetivos a través de la instauración de un marco ideológico, y tal y como ellos mismos no se han cansado de constatar, administrar con satisfacción la posibilidad de atraer a personas asociadas al Partido Popular, a policías, o a cualquier otro colectivo, que por el mero hecho de mostrar su malestar con la actual situación serán bienvenidos, y bienhallados en el reino de la autocomplacencia numérica. Queda bien poder manifestarse voluntarioso a la hora de abrir las puertas a todas las mentes y mostrar ese lado más plural y amable, pero he de manifestar que todo trabajo es más fructífero y rentable cuando el equipo que forcejea en él forma parte de un mismo proceso en el que observar, comparar, evaluar y operar se reconduce por un carril previamente diseñado. Se aspira a ganar votos en todos los sectores de la sociedad, promulgando sin tapujos una indecorosa domesticación de la rebeldía y la rabia, y facilitando además la institucionalización de ella.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Y he aquí otro factor que denota cierta falta de compromiso ético. Es decir, si consideramos que dicha opción es una alternativa a los modos de hacer política, una puerta abierta a romper la dinámica llevada hasta ahora por una democracia que hace tiempo que se desangró del todo, y auspicia el horizonte lejos de la maldad que arrastra el propio sistema, ¿cómo debemos instalarnos en las posibilidades de un verdadero cambio sin salir del marco que está infectado desde sus raices?, ¿cómo vamos a viajar hacia Europa si es la propia unión la que engrasa y hace que todas las instituciones promuevan el descalabro de la sociedad y el éxito del capitalismo?, ¿cómo vamos a formalizar la capacidad obsoleta del voto si sabemos que con él no hay forma ni tan siquiera de hacer un rasguño en lo que verdaderamente nos duele?.

Mi aliento se entrecorta al observar que en los prolegómenos de este camino una denominada izquierda anticapitalista está al frente de él, y entonces me interrogo sobre qué clase de izquierda y, más aún, anticapitalista, es capaz de fomentar el compartir despacho en Bruselas con nuestros propios liquidadores.

¿Es posible positivizar el derecho al voto partiendo de la base de que precisamente esa opción está damnificada desde la transición, y es justo con lo que se quiere acabar?. ¿Es válido pedir el voto para invalidar lo que con los votos se sigue edificando, una y otra vez? O para ser más precisos, ¿cómo es posible que un discurso antisistema dé por legítima la posibilidad de triunfar con las mismas armas que usa el propio sistema que quiere destruir?. O acaso, en el fondo, no se trate más que de evidenciar un hecho sencillo de explicar; no hay ningún indicio anti sistémico en el proyecto…

Todo parece indicar que desde la aparición del 15M se ha constatado la existencia de miles de personas conscientes de la inexistencia de una democracia. Miles de personas en cuyos sueños duerme la posibilidad truncada de ser actores activos en un sistema participativo que, por fin, pudiera llegar a definirse dentro de los parámetros que validarían lo que muchos entendemos por democracia. Si dentro de los objetivos de Podemos está esta opción, tal y como se nos ha hecho ver en infinidad de discursos o apariciones en televisión, he de manifestar mi más rotunda sorpresa, porque no hace falta estudio de investigación alguno para intuir que dentro de diez años la estructura política que gobernará nuestras vidas no sufrirá alteración alguna si seguimos conviviendo con los mismos instrumentos que nos oprimen y respaldan la disciplina social.

La dirección que debería imprimir cualquier política de izquierdas que se precie de querer luchar contra el sistema debería, a día de hoy y como mínimo, exigir una retirada inmediata de la OTAN, de la Unión Europea, y del Euro. A estas alturas no vamos a mostrar los razonamientos que respalden esa actuación. Es tan evidente que cerrar los ojos a esa causa es seguir perpetrando un robo sin precedentes a la ciudadanía europea. Robo que además se nutre de acciones beligerantes allí donde considera oportuno inscribir su firma y abrir las puertas a sus bancos (el caso de Ucrania es fiel reflejo de ello).

Así las cosas, ya tenemos que a pesar de que desde este mismo sector se nos repite una y otra vez que el actual cerco político es un fraude, sin salir de él nos ofrecen en mano continuar con esa fe electoral que solo va a procurarnos más animadversión por esos intentos desde la izquierda de querer amputar algún pie al capitalismo. Una franja política que además cuece a fuego lento su ruptura enfrentándose a divisiones difíciles de entender para quien está fuera de cualquier partido (como es mi caso), pero que parece más comprensible entre quienes han vivido “las luchas internas” producidas en sus filas. No quisiera dejar de observar mi extrañeza ante la avalancha de misivas que se han cruzado en la formación de Izquierda Unida entre antiguos militantes de la Izquierda Anticapitalista, quienes se mantienen en la coalición, y más personas con posturas que van desde el socialismo utópico hasta marxistas o anarquistas, difamándose continuamente sin que se pueda llegar a externalizar con nitidez las verdaderas causas de ciertas disensiones o replanteamientos de difusa lectura.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Quisiera subirme a un muro muy alto para poder observar desde allí todos los movimientos, y mostrar la adhesión que muchas personas sienten para contribuir a un frente común que realmente persiguiera el interés general.

Pero suponiendo que realmente fuera ese el caso (que todos desearan de verdad ese interés), tampoco es posible comprender objetivamente esas disputas. Ahora bien, si analizamos el recorrido histórico de la política en general dentro de esos límites que concede este sistema de partidos, es más que probable que la desazón, el enojo o el hartazgo nos expulsaran a muchos que, al igual que ocurre conmigo, tenemos dificultades para vernos obligados a asumir la no colaboración de todos los partidos de izquierdas para unir fuerzas y dejarse de impertinentes excusas.

Puedo exponer cierta perplejidad en este aspecto concretamente porque un elevado número de la población que lucha por la verdadera transfromación, no aboga por la auditoría de la deuda para delimitar que parte de ésta es ilegítima, sencillamente ya sabe que es ilegítima y que hay que negarse a perpetuarla. Del mismo modo, tampoco quiere convertir el BCE en una institución democrática, ni crear una agencia europea de Rating. Porque lo que se quiere es que prevalezca la gestión propia de un futuro que tenemos vendido. Y esa gestión nunca podrá realizarse dentro de ésta Unión, ya que todas las resoluciones que quisiéramos modificar, sencillamente no serían modificables.

Vamos a descubrir un programa con la capacidad suficiente de sumar adeptos. Hablamos de conquistar libertades, de crear presupuestos participativos, de controlar la actividad de los lobbies, de impedir la inviolabilidad de las comunicaciones, de garantizar la libertad de conciencia, y hasta de construir la igualdad construyendo la democracia. ¿Quién va a negar el entrañable valor de estos puntos en la práctica? Pocos ciudadanos en su sano juicio. ¿Qué posibilidades hay de perforar los asientos del Parlamento Europeo y de hacer reales dichas iniciativas?. Ninguna.

El entusiasmo es válido para poder ver en la sexta cómo un tertuliano afronta con intuición y buen saber la dialéctica para enfrentarse a la rancia derecha española, pero no lo es para lograr los cambios que promulga. El entusiasmo es una alternativa popular para exteriorizar el malestar reinante, pero no podrá solventar la tarea de destrozar los hilos que nos manejan, porque detrás de dicha emoción se parapetarán millones de rostros que no concuerdan en sus intereses comunes, y porque a la hora de transfromar su voto en representatividad, serán incapaces de visualizar en lider alguno el extenso abanico de los representados.

Temo esa capacidad de querer aglutinar a amplios espectros de la ciudadanía, y temo aún más la extraña presencia de esta alternativa en diferentes medios al mismo tiempo que la agrupación de Izquierda Unida se ve sometida, como ha resultado ser casi siempre en España, a un ostracismo muy significativo.

No me inspira gran confianza la poca gratitud que han tenido con todo el espectro político de izquierdas, o querer gestionar la protesta ciudadana trasladándola a éste proceso electoral. No se trata de que mis principios estén con unos o con otros. Tan sólo expongo mi deseo de saber … qué ocurre tras las bambalinas, y qué me sugieren los diversos argumentos.

Creo de verdad que no deberían de haberse presentado a ningún 25 de mayo, y que con más tiempo, hubiera sido mejor ir conformando opciones diferentes a las ya consolidadas formas de hacer política, dado que siguen haciéndonos creer que sigue vigente esa identificación de la democracia con la votación.

Yo, personalmente, no puedo. Y es que además de todo lo aquí expuesto, tampoco entiendo esa “necesidad” de salir con corbata, a defender a quienes nos estamos quedando sin cuello.

Publicado en Iniciativa Debate

http://iniciativadebate.org/2014/05/23/podemos-3/


3 comentarios

Cegados de amor

He visto cuerpos mutilados de amar

No de amor

Segando praderas en pleno invierno

Y plagiando sensaciones que no habitaban en su ánimo

 

He visto rostros confundidos de amar

Aferrados al territorio

De un mapa desdibujado

Buscando aquella isla del tesoro

 

He visto siluetas ecografiadas de amar

Sin sentido apropiándose del otro

E incentivando la lucha de a dos

Por no encontrarse uno

 

He visto insomnes de amar

Y despertar sobre el paredón

Congestionados por una sola vocal

Mal posicionada en la tela de araña

 

Fusilados sin ninguna canción

 

Se vive de amor no de amar

En los márgenes de la vida

 

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

 

 


1 comentario

Veme

No me mires a los ojos de la gente

Mírame a tus ojos

Revuélvete en tu interior

Y diagnostica qué ha sido de tí

Con los tropiezos de la vida

 

No me mires a los ojos de la gente

Acaríciame con tu memoria

Hospédate fuera de cualquier hogar

Y tantea desde la soledad

Si la querencia muestra alguna herida

 

No me mires a los ojos de la gente

(me dan miedo, mienten siempre)

 

Veme, nutrirme incansable de cada mano

De los accidentes por los que te llevo

Temeroso (como un niño) al silencio del destello.

 

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

 

 


Deja un comentario

Mølen

Mi Photosfera:

Mølen es un parque geológico situado al sur de Noruega. Hasta allí, han llegado muchas piedras preciosas. No se guardan en ningún banco de Zurich. Puedes tocarlas, puedes observarlas, e incluso puedes jugar con ellas construyendo tus propias esculturas. Es desplazarte en el tiempo, y sonreír. 

Una de ellas, tiene 1.500 millones de años. Es lo más longevo que han acariciado mis manos, y estuve largo tiempo, caminando de piedra en piedra, frente al mar, trasladándome a paraísos desconocidos. (Gracias Birgit, por llevarme a escuchar el silencio de la tierra)

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

 

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

 


Deja un comentario

Llenar el vacío – Fill the Void | Lemale et ha’halal

¿No sabes que hacer éste fin de semana? Te invito al cine

Lemale et ha’halal

De religiones tratamos, en estas semanas santas que tanto nos apasionan a los laicos. Y para escapar de la televisión española que no cesa en la reiterada manifestación de su credo, nos vamos a Israel, a llenar el vacío que nos deja la televisión pública, a contrarrestar al fin y al cabo,  si no somos todos quienes mantenemos esas luchas entre lo racional y lo pasional, entre los dilemas amorosos y morales, entre las sombras que nos inquietan y las conciencias que luchan.

Google Images

Google Images

Título original, Lemale et ha’halal (Fill the Void)
Año, 2012
Duración, 90 min.
País,  Israel
Director, Rama BurshteinYigal Bursztyn
Guión, Rama Burshtein
Música, Yitzhak Azulay
Fotografía, Asaf Sudri
Reparto, Hadas YaronHila FeldmanRazia IsraeliYiftach Klein
Productora, Sony Pictures Classics / Avi Chai fund / Israel Film Fund / Norma Productions
Género, Drama | Bodas
Sinopsis
El amor y las relaciones personales constituyen el principal interés de la directora Rama Burshtein. El arribismo, la independencia y la realización personal son menos importantes para ella que el amor, su esposo y su familia. Lo que le atrajo al mundo de la fe judía fue su interés por descodificar el enigma de las relaciones entre hombres y mujeres. En la que es su ópera prima, cuenta una historia de amor basada únicamente en el sentimiento. 
Premios
2012: Festival de Venecia: Mejor actriz (Yaron) y Premio SIGNIS (mención especial)2012: Independent Spirit Awards: 2 nominaciones, incluyendo Mejor primer guión2013: Premios del Cine Europeo: Mejor fotografía


Deja un comentario

Verdens Ende

El Fin del Mundo (llamado así por ser una de las esquinas del territorio noruego, desde donde se avista la inmensidad del mar)

Hay lugares en los sitios más inhóspitos que te detienen porque el silencio se apropia de ti. En otras ocasiones, es la belleza la que te proporciona esa posibilidad. Pero también, nos queda siempre el misterio. Cuando se combinan las tres cosas, las consecuencias forman parte de la felicidad. Retazos nórdicos. (Gracias Amaia, por haberme llevado al fin de mundo) 

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

Llueve sobre nuestro amor (Ingmar Bergman)

¿No sabes que hacer éste fin de semana? Te invito al cine

Det regnar på vår kärlek

Sensualidad y psicología en blanco y negro. Estaciones de tren y encuentros irremediables. La hipocresía social contra el desasosiego del deseo infructuoso. La fuerza dramática y la tragedia romántica elaborando la cristalización de un director irreverente con el ritmo, y demoledor con su estilo. Ingmar Bergman proporcionándonos la lluvia de sus desvelos.

Google Images

Google Images

Título original, Det regnar på vår kärlek

Año, 1946

Duración, 95 min.

País,  Suecia

Director, Ingmar Bergman

Guión, Ingmar Bergman, Herbert Grevenius (Obra: Oskar Braaten)

Música, Erland von Koch

Fotografía, Hilding Bladh, Göran Strindberg (B&W)

Reparto, Barbro KollbergBirger MalmstenGösta CederlundLudde GentzelDouglas Håge,Benkt-Åke BenktssonSture EricsonUlf JohanssonJulia CæsarGunnar Björnstrand

Productora, Sveriges Folkbiografer

Género, DramaRomance

Sinopsis

David, recién salido de la cárcel, y Maggie, que ignora quien es el padre del hijo que espera, deciden unir sus destinos cuando tropiezan el uno con el otro en una estación ferroviaria. 


Deja un comentario

¿Qué soy? Y que importa…

ContraCorriente (buscando nuevas miradas).

Culturas, sexos, géneros y otras calamidades. La construcción cultural de toda identidad nos reprocha nuestra autenticidad y hasta el valor de ser. Volar sin orientación alguna, y llegaréis más lejos de lo que jamás pudisteis imaginar…

King_ a shortfilm from Iris Segundo from Iris Segundo on Vimeo.

http://vimeo.com/12802513

 


Deja un comentario

(Pequeño Homenaje al Inmenso John Berger)

Mi Fotosfera.

“Poco después de poder ver somos conscientes de que también nosotros podemos
ser vistos.

El ojo del otro se combina con nuestro ojo para dar plena credibilidad al hecho de
que formamos parte del mundo visible.”

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


1 comentario

Individualidades en Red

O cómo vamos al encuentro de las nuevas formas de comunicación

Charla sobre la Comunicación. Civivox San Jorge. Pamplona. 17 marzo. 19’00

No paramos de hacer, y no hay lugar ni espacio para contarnos, para sentirnos y batirnos. Casi nada nos contiene, y se nos escapan las estaciones para detenernos y comunicarnos. El mundo se presenta ante nosotros repleto de recursos, y nos abruman con ingentes cantidades de ensoñaciones y recreos.

Creemos que sí, pero no. Estamos, como dice Ernesto Sábato,  abstraídos de la sociedad de las relaciones humanas y nos acoplamos a la cotidianeidad de nuestras vidas. De la televisión a las pantallas táctiles una multitud mira atentamente. Lo importante es ver, y creernos cómo estamos conectados a través de ese ver, que no es mirar. Observamos un universo creado por unos pocos y en la redistribución del microespacio que nos asignan residimos involucrándonos en una realidad que, en cierto sentido, carece de verdad.

Alejándonos; porque la calidad de vida no se determina por el dinero y aquello de lo que  dispongo, más bien por el tiempo que me queda para disponer y la compañía con la que he de rehacer (restaurar todo aquello que perdí mientras buscaba el camino de mis fondos y perdía aliento al regresar).

Con una facilidad que debería hacernos interrogar accedemos a todo, y convencidos de una mejora en la calidad de nuestras vidas somos capaces de olvidar con quien hablé ayer… ¿En qué red social, comunicándome sin descanso, perdí a mi interlocutor? ¿Dónde delegué el sonido de la lluvia, del viento y de los mares? ¿Quién me sigue, sin tan siquiera saber quién soy?

Es posible que nuestro sentido de la independencia haya hecho olvidar la importancia que conlleva estar pendiente de aquello que nos rodea y, sobre todo, de quienes nos rodean. Los vínculos se van fragmentado, y la globalización termina por descentralizarnos y sumirnos en su despreocupada uniformidad.

Las nuevas herramientas de comunicación asemejan la puerta de salida de emergencia a nuestras soledades o incluso nuestras carencias, pero se convierten sin esfuerzo alguno en un nuevo plan de fuga, en una mayor prolongación de nuestro individualismo.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Los nuevos lazos que se enumeran por seguidores no contrarrestan nuestra debilidad; la afianzan. El super yo sale fortalecido y los primeros brotes de éxtasis te conmueven cuando ya son cien quienes han decidido rastrear en tu camino. Cuando son mil, llega una primavera que brota flores desde el estómago. Popularidades inanimadas de distracción masiva.

¿Nos encontramos realmente con los demás? ¿Sabemos de la vida de los otros? ¿Estamos al corriente? Todo parece indicar que hay una adulterada articulación que patrocina el acceso masivo a la información. Y corremos el serio peligro de convertirnos en nuestros propios impostores, disfrazados de identidades temerosas llenas de insuficiencias. ¿Quién desea habitar una pantalla pudiendo lucrarnos con nuestros sentidos? 

Las fronteras de la identidad se están puliendo en beneficio de una sospechosa transformación hacia la prosperidad otorgada por las nuevas tecnologías.

Nuestras cualidades subjetivas ganadas a pulso en ese arduo trabajo de interconexión se erigen en pórtico, posiblemente, hacia un deseo de  existencia con mayores posibilidades. Mas no queda mucho por comunicar en ese entorno de recelo y desconfianza y, al final de la jornada, regresamos postrados al punto de partida.

El mayor peligro consiste en quedarnos atrapados en la inconsciencia de una estrategia que maquilla la vida. Sospechamos que algo va mal, pero no terminamos de comunicarnos, tal vez porque ya nos hemos conformado con ser y estar con los demás a través de éstos medios.

La saturación y la inmediatez son un contenido hueco. Nos hemos exiliado de la capacidad de profundizar, reflexionar y contemplar el mundo desde una perspectiva individual y crítica. Y somos ya un animal globalizado, sumisos a cada nueva irrupción de las ciencias “aplicadas” en perfectas técnicas de interiorización de lo banal. Creemos meditar consumiendo información, pero apenas si somos capaces de cultivar un poco de sabiduría.

Las formas de pensamiento han sufrido un cambio drástico, y con ello, un nuevo modelo de comprensión y aprehensión de la realidad. Modelo que lógicamente ha comportado una progresiva transformación de las formas comunicativas.

En el deseo de constatar este cambio no se pretende difundir una idea “criminalizada” de las sucesivas corrientes tecnológicas, sino interrogarnos sobre las alternativas de uso que habremos de tener con ellas.  En la razón del presente artículo sí mantenemos serias dudas sobre la hipotética relación entre el progreso, la fingida democratización, y el bienestar.

Salir al encuentro constante de emociones en las actuales condiciones moldeará un nuevo estado de cibermalestar, en el que la dispersión y la siempre inconclusa satisfacción terminarán por adentrarnos en el laberíntico y agotador proceso de búsqueda.

Publicado en http://www.ssociólogos.com 

http://ssociologos.com/2014/03/16/individualidades-en-red-o-como-vamos-al-encuentro-de-las-nuevas-formas-de-comunicacion/

 


1 comentario

El día después

9 de marzo

Ahora que ya habéis dicho infinidad de estupideces proclamando vuestra  parodia el día de la mujer trabajadora, preguntaros, políticos depredadores,qué puede opinar de este circo la inmensa mayoría de la población. Qué puede pensar de vosotros, que concedéis más importancia al aprendizaje de maniobras extraordinarias para alcanzar el poder que al trabajo para transformar completamente un sistema y una sociedad que ni se rasga las vestiduras ante los crueles y tenebrosos datos que constatan a cada momento la persistente tragedia.

No ser anti-sistema no solo es ser anti-feminista o cerrar los ojos ante una realidad que nos oprime, es, ante todo, defender un modelo organizativo que procura para la mujer el degradado espacio de la clandestinidad y el sufrimiento. A cada instante, millones de personas en todo el mundo padecen el hecho de no-ser hombre, y en vuestros respectivos parlamentos, lucháis hasta la extenuidad para que vuestras reservas monetarias queden a buen recaudo.

Hoy me duelen los ovarios, a mi, que tengo los cojones encogidos de miedo y esperpento.  

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

La vida de Adèle

¿No sabes que hacer éste fin de semana? Te invito al cine

La vida de Adèle

Una película sobre el primer amor, sobre la identidad sexual, sobre la adolescencia, y sobre la vida.  Una película verdadera, dado que vas adentrándote en ella sin fisuras, con la presencia de dos extraordinarias actrices, Léa Seydoux y, sobre todo, Adèle Exarchopoulos.

La polémica viene de la propia autora del cómic “El azul es un color cálido”, sobre el que se basa el guión. Julie Maroh sostiene que es un emotivo relato sobre lesbianas pero realizado sin lesbianas, lo que viene a decir que La vida de Adèle está rodada por un heterosexual y para el disfrute de los hombres.  Imagino que ésta impresión está ceñida a las escenas de sexo.

Hoy quiero trascender la polémica y dejarme acariciar por el inmejorable sabor de boca que deja esta intensa historia de amor.

Google Images

Google Images

http://www.pelispedia.tv/pelicula/blue-is-the-warmest-color-la-vida-de-adle/

Título original, La vie d’Adèle – Chapitre 1 & 2 (Blue Is the Warmest Color)
Año, 2013
Duración, 180 min.
País,  Francia
Director, Abdellatif Kechiche
Guión, Abdellatif Kechiche, Ghalya Lacroix (Novela gráfica: Julie Maroh)
Música, Varios
Fotografía, Sofian El Fani
Reparto, Adèle Exarchopoulos, Léa Seydoux, Salim Kechiouche, Mona Walravens, Jeremie Laheurte, Alma Jodorowsky, Aurélien Recoing, Catherine Salée, Fanny Maurin, Benjamin Siksou, Sandor Funtek, Karim Saidi
Productora, Wild Bunch / Quat’sous Films / France 2 Cinema / Scope Pictures / Vértigo Films / RTBF / Canal + / CNC
Género, Romance. Drama | Drama romántico. Adolescencia. Erótico. Homosexualidad. Cómic
Web Oficial, http://laviedadele-lefilm.com/
Sinopsis
Adèle (Adèle Exarchopoulos) tiene quince años y sabe que lo normal es salir con chicos, pero tiene dudas sobre su sexualidad. Una noche conoce y se enamora inesperadamente de Emma (Léa Seydoux), una joven con el pelo azul. La atracción que despierta en ella una mujer que le muestra el camino del deseo y la madurez, hará que Adèle tenga que sufrir los juicios y prejuicios de familiares y amigos. Adaptación de la novela gráfica “Blue”, de Julie Maroh.
Premios
2013: Festival de Cannes: Palma de Oro (Mejor película) y Premio FIPRESCI2013: Premios César: 8 nominaciones, incluyendo Mejor película2013: Globos de Oro: Nominada a mejor película extranjera2013: Critics Choice: Mejor film de habla no inglesa y mejor intérprete joven

2013: Premios BAFTA: Nominada a Mejor película de habla no inglesa

2013: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor película extranjera

2013: National Board of Review (NBR): Mejor actriz revelación

2013: Premios del Cine Europeo: Nominada a Mejor película y mejor director

2013: Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor película extranjera

2013: Satellite Awards: 3 nominaciones, incluyendo mejor film extranjero

2013: Premios Guldbagge: Mejor película extranjera

2013: Premios Goya: Nominada a Mejor película europea


Deja un comentario

Educación Sexual

MiCita con las palabras.

El secreto de una buena educación sexual está en esquivar la mirada de la Iglesia, cerrar la puerta de la habitación de tus padres, y no acostarte en primera instancia con ningún incauto que te dice que te quiere… y te necesita. (Busca la belleza, y aprópiate de ella)

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech


Deja un comentario

Hedonismo y Sexualidad

La gélida vertiente sexual del hedonismo tecnificado

La conmoción de la sociedad de la que hablaba Lipovetsky se ha desplegado con certera eficacia. Las costumbres del individuo contemporáneo han rebasado el consumo masificado y el nuevo modelo de socialización es ya el reflejo de la seducción continua, representada fielmente con la magia de las nuevas tecnologías y la consabida ganancia en autonomía personal.

Así, al mismo tiempo que se ha procedido a ahondar en un modelo de socialización más individualizado, el mundo como imagen y comunicación ha asentado la cultura moderna de la emancipación personal, liberándonos de roles y complejos.

Esta liberación se ha articulado tejida por la impronta del hedonismo, esa búsqueda del goce como tránsito hacia una vida más plena. Y paralelamente hemos incorporado en esa exploración el placer por excelencia protagonizado por nuestros cuerpos; una nueva sexualidad interconectada que está propiciando de una forma desbordante la publicitación de nuestra privacidad, hasta el punto de revelarla natural y cotidiana.

La sexducción ha tomado conciencia. Frente a la represión se ha patrocinado “ese verlo-todo, hacerlo-todo y decirlo-todo”, liberando con ello la  disponibilidad de nuestros cuerpos. De este modo la corriente narcisista encuentra en la personalización del deseo la medicina más deleitable.

Supuestamente imbuidos por las continuas descargas de información y estimulación, nos organizamos y orientamos gestionando los comportamientos desde amplios márgenes de decisión y elección.  Podríamos pensar que las cotas de libertad por las que nos movemos lograrían, en la medida de lo posible, una diversificación de nuestras vidas y también, en última instancia, de la felicidad.

Esta visualización de un universo completo a nuestros pies (y lleno de otros individuos sexuados) ha consagrado aún más el detonador que frecuenta la tecla del deseo, y ha incrementado la motivación por una causa libre, a la carta y sin aparentes reglas homogéneas, reconvirtiendo al ciudadano moderno en un ser henchido de autonomía y apetito.

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

El irrefrenable caudal de la apetencia no ha necesitado de pócima alguna para desproteger la intimidad  y dotarla de una coexistencia amplificada. Y sin privacidad alguna se ha ingeniado una nueva modalidad de proyección, de mostrarse sexualmente a los ojos del mundo como  elemento emergente de socialización.

La red social es la estancia donde se aloja cómodamente la avidez acumulativa; exceso de todo para intoxicar aún más la ausencia. El impulso añadido, el amor sin trono, el sueño en burbujas de vapor, el escaparate digitalizado, la competición mimética, el desguace de la rutina y… sobre todo, el sexo, exultante ante tanta avalancha.   Hemos mutado (avanzado) vertiginosamente hacia la tiranía del estímulo inabarcable, y a lo que era la adquisición compulsiva de bienes materiales, se le añade ahora la donación sin límites de promociones sexuales, bien a través de imágenes eróticas, citas consoladoras, apuestas experimentales, y encuentros sin precedentes…

En un intento de disfrutar al máximo de la vida, permitiendo que afloren los arrebatos narcisistas y emocionales, el  hedonismo se reconcilia con la autocomplacencia efímera y esquiva. Y, por tanto, la cultura del yo se vuelve sobre-exposición constante.

Las sensaciones obtenidas se van aligerando de entusiasmos y, quizás por ello, se reanuda la búsqueda en un bucle interminable de reiteración y conquista. Disciplinados en el deseo, la sexualidad emerge a cada instante. Sus apetencias son devoradas fácilmente en el espacio cibernético y como si de cualquier información se tratara, los pechos, los penes, las sonrisas y los dildos protagonizan  infinidad de escenas cotidianas. Se observan, se comparten, se viven, se dislocan con el teléfono en una mano y la precaria satisfacción en la otra. La sexualidad puede estar presente mientras cocinas, mientras viajas y mientras trabajas. Está más presente y es más explícita que nunca; es la mercancía más demandada.

Pero la cultura tecnificada pos-moderna nos ha identificado como saboteadores de nuestra propia satisfacción. En el tránsito, del consumo innecesario de objetos hemos pasado a franquear las pantallas para consumirnos nosotros mismos. Saturno devorando a sus hijos. La sexualidad excede en sus pretensiones, y deja de germinar por agotamiento. Claudica ante su pirotécnica puesta en escena (los miles de destellos que procuraba han desaparecido), y habita un cuerpo frío, cada vez más alejado de la satisfacción y más cerca del hastío y el cansancio.

El placer está cada vez más lejos, porque en ésta gélida estancia la seducción perpetua nos está colapsando. Existiremos a la espera de un nuevo implante tecnológico, que promoverá la rebelión de los afectos.

Publicado en http://iniciativadebate.org/2014/02/12/hedonismo-y-sexualidad/

Y en http://ssociologos.com/2014/02/10/la-gelida-vertiente-sexual-del-hedonismo-tecnificado/