Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Ajedrez

Breves:

(locuras)

Leí un día que en el juego del ajedrez no había espacio para la locura, sino tan solo para la razón. Es del todo comprensible llegar a esta conclusión, puesto que no hay juego que más necesite de la reflexión y de una certera planificación (constantemente razonada) para progresar hasta derribar al rey enemigo. Lo curioso es que quienes más capacidad tienen de llevar ese conocimiento hasta límites insospechados son una serie de personajes que bordan la locura con una gracia insultante. Las biografías de muchos de los profesionales de este deporte ejemplifican muy bien esta impresión. Quizás en los márgenes de esa dualidad se encuentra el secreto mejor guardado de esos coeficientes intelectuales que pueden llevarnos a la deriva cuando intentamos comprender sus actos. En mis tiempos de humilde jugador siempre me resultaba muy curioso la ingente cantidad de tics o manías que tenían mis contrincantes. Había uno que siempre venía con un paquete de galletas de chocolate (príncipe de beukelaer, y que nunca compartía), otro era incapaz de tocar ficha sin antes frotarse la frente, había quien no cambiaba de chaqueta aunque sí lo hubiera hecho la estación, y quienes más me emocionaban eran una pareja de hermanos que a media noche se despertaban cuando uno de ellos había “descubierto” en duermevela el movimiento adecuado para avanzar en la partida.

A mi me gustaba ausentarme cuando le daba al reloj, dejando solo en la mesa al pensador de turno. Y así hasta que un día me levanté y no volví, sin que aun sepa cual fuera la razón que me llevó a ello.

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Anuncios


Deja un comentario

Lienzo

Mi Photosfera: 

Una de las vertientes de la fotografía más sugerente es aquella con la que puedes procurar hacer de un foco un lienzo, y disponerte a pintar con pigmentos de la naturaleza un objetivo cualquiera.

(Arenas y pigmentos naturales sobre soporte fotográfico)

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech


Deja un comentario

Elecciones Catalanas

Breves:

(Independencias)

Mi concepto de la política no encaja muy bien en la mayoría social, ni antropológica, ni religiosa. Lo cual viene a decir que tengo grandes problemas cuando el fervor toca a mi puerta. Y bien por el juego de las tradiciones o de las fes, siempre me quedo fuera del ámbito de decisión popular. Creo con firmeza que uno de los elementos más necesarios en nuestras vidas es la libertad y autodeterminación de todas las personas. Pero precisamente me sorprendo observando que quienes dicen pedir lo mismo, en realidad no luchan por ello. Porque si lo hicieran, no irían a votar, sino a romper las urnas.

Lo único extraordinario en esta convocatoria solo podría darse cuando la lucha se dirigiera a romper lazos con la Unión Europea, con el euro, y con todo aquello que nos oprime, nos atenaza, y nos aísla de la posibilidad de tomar nuestras propias decisiones. Entonces…, ir para seguir poniendo obstáculos, puede resultar hasta cómico. Con todo, que disfruten ustedes de la jornada, que yo me quedo observando el mar…

(La política del mal menor suele ser normalmente el camino más corto para lo peor)

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

 


Deja un comentario

Sånger från andra våningen (Songs from the Second Floor)

 ¿No sabes qué hacer este fin de semana? Te invito al cine

Canciones del segundo piso

Google Images

Google Images

Hay películas que emergen por el mero hecho de ser diferentes, por mostrar la realidad de modos completamente alternativos, por enfocar los espacios construyendo escenarios inverosímiles, por construir narraciones sorprendentes, por contrarrestar los convencionalismos del cine de masas o porque, sencillamente, son inolvidables (entiéndase éste término en su sentido más estricto, no olvidable). La primera entrega de la trilogía de Roy Andersson sobre la existencia humana reconstruye los personajes y las situaciones como obras para instalar en un museo, con un impacto visual extraordinario. Hay que admitir que estamos ante uno de los realizadores más sorprendentes y corrosivos, y solo por ello, se merece un inmenso abrazo. 

http://www.pelispedia.tv/pelicula/canciones-del-segundo-piso/

Título original, Sånger från andra våningen (Songs from the Second Floor)

Año, 2000

Duración, 98 min.

País,  Suecia

Director, Roy Andersson

Guión, Roy Andersson

Música, Benny Andersson

Fotografía, István Borbás, Jesper Klevenas, Robert Komarek

Reparto, Lars Nordh, Stefan Larsson, Bengt C.W. Carlsson, Torbjörn Fahlström, Rolando Núñez, Sten Andersson, Lucio Vucina, Per Jörnelius, Peter Roth, Klas-Gösta Olsson, Nils-Åke Eriksson, Hanna Eriksson, Tommy Johansson, Sture Olsson

Productora, Coproducción Suecia- Noruega- Dinamarca

Género, Drama. Comedia | Comedia negra. Surrealismo

Sinopsis

Mientras se producen una serie de hechos que parecen anunciar un próximo caos, un hombre comienza, gradualmente, a ser consciente de lo absurdo del mundo y de lo difícil que resulta comportarse y vivir como un ser humano. 

Premios

2000: Cannes: Premio del Jurado

2000: Premios Guldbagge (Suecia): Mejor película, director, guión y fotografía


Deja un comentario

Bom fim de semana

Feliz fin de semana. Josh begzare. Bom fim de semana. Bon week-end. God helg. Buon fine settimana. Feliç cap de setmana. Schönes wochenende. Καλό Σαββατοκύριακο. Asteburu on. Have a nice week end.

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech


Deja un comentario

De viaje

Breves: Travesías

He semidespertado porque aún no sé si he dormido. Un rumor continuo me invade y decido incorporarme. Creo estar en un gran centro comercial, y cientos de personas están llegando a este punto de desencuentro que ha ido abriendo sus puertas a las tres de la mañana. Bebés y ancianos en sillas de ruedas también participan del evento, y los rostros de cansancio (como si todos hubiésemos sido fumigados por algún elemento extraño) son el resultado final de un pequeño via crucis que decidimos protagonizar. Starbucks, Pret a manger o World dutty free son solo algunos de los letreros que visualizo mientras escribo estas tediosas palabras, antes de dirigirme a ese panel de salidas por el que todos parecen suspirar. La puerta de embarque número 54 es mi próxima batalla, la continuación de una agonía que no parece tener fin. Ya en el pasillo que me asignan miro hacia arriba y me encuentro con un nuevo regalo: “10 minutes walk to gates”.

En casi todo el recorrido no podemos ver ni el sol ni el nudo que todos llevamos dentro de nuestros estómagos, habitando un capítulo más de un capitalismo que ya ha conseguido globalizar aquellos aviones que parecían ser privilegio para unos pocos. Y ahora me froto los ojos, interrogándome sobre este amanecer a destiempo (desdibujado), agotado por una travesía que me consume. 

Photo by Joséluis Vázquez Domènech

Photo by Joséluis Vázquez Domènech