Un dominio propio

Una de las más lúgubres maniobras de nuestras democracias es convertir la búsqueda de la verdad en delito y, de paso, hacer creer que las reflexiones que emanan de esa búsqueda sean consideradas subversivas o radicales.


Deja un comentario

Recuerdos

Mi Photosfera: Azkoitia

A veces los recuerdos se instalan a las puertas de la memoria. Mi pueblo

Photo by joséluis vázquez domènech

Anuncios


Deja un comentario

Relato Breve de Amor

MiCita con las palabras: 

Un día voy a esconderme en tu boca y dormiré en ella hasta que tus labios sean el mapa de mi memoria

Photo by joséluis vázquez domènech

Photo by joséluis vázquez domènech


Deja un comentario

Sin Límites

Poemario Disidente.

(sin límites)

Aquél día que abriste una grieta en el camino que te llevaba a casa mientras yo observaba tu melena al viento, un paisaje brotó dentro de mi y todo el páramo del mundo se extendió como lo hace la música por los rincones olvidados de la memoria. Ajeno a cualquier circunstancia lo olvidé todo sin pensar en ello, y mitigué los frenos que había puesto a la vida. No lo olvidaré siempre. Un 30 de diciembre te columpiaste en mis entresijos y las arañas salieron a despedirte el último día del año, recobrando las fuerzas para construir una nueva tela que atrapaba hasta el aliento que dejaste sobre la almohada. Los verdes prados te acompañaron hasta el mar, y descansaste allí guardando el secreto entre las olas, tumbada mientras sentías cómo tus pies rozaban la península de la felicidad. El esperma que llevabas dentro fertilizó las algas y los acantilados, inseminó a los peces y desinfectó el desasosiego de nuestro cosmos extraoficial. Aquél día no hubo noche y desaprendí a nadar, porque no había límites y todo me exhortaba a vivir. Cada pedazo de tierra que pisamos desde entonces es el hijo de un acto sexual reinventado, fragmentos sin reservas para lidiar con el ostracismo de la muerte.

(Si pudiéramos todos los habitantes conocernos en esas circunstancias la radiación nos expondría a observarnos por igual, desnudos más allá de todas las fronteras). 

Observando el fiordo de Clyde, Isla de Arran, Escocia. Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Observando el fiordo de Clyde, Isla de Arran, Escocia. Photo by Joséluis Vázquez Doménech


1 comentario

Veme

No me mires a los ojos de la gente

Mírame a tus ojos

Revuélvete en tu interior

Y diagnostica qué ha sido de tí

Con los tropiezos de la vida

 

No me mires a los ojos de la gente

Acaríciame con tu memoria

Hospédate fuera de cualquier hogar

Y tantea desde la soledad

Si la querencia muestra alguna herida

 

No me mires a los ojos de la gente

(me dan miedo, mienten siempre)

 

Veme, nutrirme incansable de cada mano

De los accidentes por los que te llevo

Temeroso (como un niño) al silencio del destello.

 

Photo by Joséluis Vázquez Doménech

Photo by Joséluis Vázquez Doménech